Trabajarán desde casa - CantineoqueteveoNews

Las dictaduras oficinas que mantenían a los empleados como rehenes se acabaron tras la pandemia y a partir de ahora trabajarán desde casa y para siempre.

En principio mandaron a los trabajadores a sus hogares para cumplir con el confinamiento y evitar la propagación del virus. Sin embargo, para muchas empresas se trata de una decisión perentoria y definitiva.

Los expertos consideran que el trabajo a distancia acompañará a partir de ahora a todos. No sólo el teletrabajo será una alternativa, también las compañías valora adaptar líneas de producción en diversos hogares. La confección de artículos diversos constituirá una alternativa confiable y necesaria.

Puedes leer: Acorralan al coronavirus con la ayuda de la Inteligencia Artificial

Para adaptarse a la nueva realidad y frente a los costosos protocolos sanitarios, millones de personas jamás retornarán a sus oficinas. De esa forma se garantizará el distanciamiento social y laboral.

La propagación del mortal coronavirus obligará a los empleadores a mantener a sus trabajadores alejados unos de otros. Pero ampliar el espacio de talleres, oficinas y galpones industriales constituye una inversión que pocos podrán enfrentar. Sólo algunos podrán hacer frente a las remodelaciones parciales y a la adquisición de mamparas.

Trabajarán desde casa

Tras la pandemia la flexibilidad laboral será la alternativa de pequeñas y grandes compañías que pretendan sobrevivir. No es cuestión de elección.

El teletrabajo llegó con el coronavirus y se quedó. A diario las redes sociales muestran cada vez más las innovadoras prácticas. Por ello se asegura que las personas trabajarán desde casa porque la realidad lo impone.

Controlar el desplazamiento, la higiene de baños, comedores, pomos de las puertas constituirá un gasto enorme. Garantizar que el personal permanezca asintomático será otra tarea colosal e imposible de cumplir. Se cree que las la pandemia florecerá la innovación.

Los hogares se transformarán en talleres y templos de la creación. La enfermedad que azota al mundo conducirá a transformaciones laborales similares a la Revolución Industrial. Ya nada será igual.

Mientras se labora muchos tendrán que hacer malabares para atender a sus hijos y ocuparse al mismo tiempo de los quehaceres domésticos. Tal vez por ello se considera que los trabajadores autónomos tomarán mayor protagonismo a escala mundial.

En poco tiempo y el plena era poscovid la humanidad los emprendedores saldrán reforzados con una maestría en virtualidad. Fusionar las oficinas con nuestro espacio íntimo pasará a ser la norma. La gente cuando llame por teléfono dejará de preguntar si estás en la oficina o en tu casa. A partir de ahora trabajarán desde casa.

Mayor vulnerabilidad

A partir de los próximos meses y años quedarán sepultados aquellos anticuados procesos de producción. Se estima que la productividad podrá multiplicarse, pues el trabajador se encontrará en un entornó agradable. También alejado de molestos compañeros a quienes debe tolerar para poder conservar el empleo.

Las primeras evaluaciones indican que desde ya miles de empresas se ahorran grades recursos. Las facturas de la electricidad y agua descienden mientras aumenta la demanda de productos.

Puedes leer: Machine to Machine: Un idilio que IOTA ve nacer en la pandemia

De igual forma el consumo de combustible disminuirá, pues los empleados trabajarán desde casa a partir de ahora y para siempre.

Sin embargo, no todo es color de rosa. Surgen denuncias de personas que realizan trabajos online mal remunerados, que carecen de acceso a los beneficios como horas extras,  seguro de desempleo o de licencia por enfermedad.

Aquellos que dependen del trabajo por pequeños encargos como principal pasarán a ser más vulnerables. Podrán generarse grietas y un enorme descontento social. En China epicentro de la pandemia, su gente ya tiene una amplia experiencia respecto a la precariedad laboral.