personas transgénero - Cantineoqueteveonews

La relación entre las personas transgénero y el autismo es el tema de un estudio realizado por Varun Varrier, científico coctorado, y Simon Baron-Cohen, profesor de Psicopatología del Desarrollo. Los dos investigadores, que laboran en la Universidad de Cambridge, presentaron sus conclusiones en un artículo de The Conversation.

Hay muchas pruebas que sugieren que los hombres tienen más probabilidades de ser autistas que las mujeres. Por cada mujer que es autista, la evidencia sugiere que hasta cuatro hombres son autistas. Pero los estudios que investigan esto a menudo usan los términos «sexo asignado al nacer» e «identidad de género» indistintamente.

Cuando alguien nace, se le asigna un sexo, típicamente niño o niña, basado en sus genitales. Pero la identidad de género es el sentido propio de una persona de su género, que puede diferir del sexo que se le asignó al nacer.

Puedes leer: IOTA, la 6G y porque los estados guerreros se impacientan

Usamos el término «cisgénero» para referirnos a las personas cuyo sexo corresponde a su género. Y usamos el término persona transgénero y diversidad de género para referirnos a las personas cuyo sexo es diferente al suyo. Con esto se intenta describir la diversidad de identidades de género más allá de lo binario.

Personas transgénero y autismo

Existe evidencia que sugiere que las personas transgénero y de género diverso tienen más probabilidades de ser autistas que las personas cisgénero. Pero las pruebas provienen en gran parte de pequeños estudios. Y estos son realizados con personas que son remitidas a clínicas de identidad de género.

No todas las personas transgénero y de género diverso son o necesitan ser referidas a clínicas de identidad de género. Entonces, ¿la probabilidad de autismo es mayor en las personas transgénero y de género diverso, sin importar si fueron referidos a clínicas de identidad de género?

Para responder a esta pregunta, los investigadores accedieron a cinco conjuntos de datos. En ellos los participantes habían proporcionado información sobre su sexo e información de diagnóstico de autismo. Igualmente incluía otras condiciones de desarrollo neurológico y psiquiátricas.

También completaron un cuestionario sobre los rasgos autistas que son características no clínicas del autismo. Se obtuvieron datos de más de 600.000 adultos de diferentes países y a diferentes edades.

Tres y seis veces más probabilidades

En su estudio, encontraron que las personas transgénero y de género diverso tenían entre tres y seis veces más probabilidades de ser diagnosticados como autistas en comparación con los adultos cisgénero.

Pero esto sólo incluye el autismo diagnosticado, y muchos adultos del espectro pueden estar sin diagnosticar. Estimaron que alrededor del 1-1,5% de la población mundial puede ser autista. Esto sugeriría que entre el 3 y el 9% de las personas transgénero y de género diverso pueden ser autistas.

También encontraron que, independientemente del diagnóstico de autismo, las personas transgénero y de género diverso también tenían más probabilidades de reportar un nivel más alto de rasgos autistas en comparación con los adultos cisgénero. Se sabe que el autismo puede presentarse de manera ligeramente diferente en hombres y mujeres cisgénero.

Sin embargo, se desconoce si el autismo se presenta de manera diferente en los individuos transgénero y los de género diverso. Y esto es algo que debemos entender para asegurarnos de que los médicos puedan identificar mejor el autismo en este grupo.

Otras afecciones

Pero no sólo se elevaron los diagnósticos de autismo en este grupo. De hecho, encontraron otros niveles en diversas afecciones. Las personas transgénero y de género diverso presentaron niveles elevados de depresión, déficit de atención y de trastorno obsesivo-compulsivo.

Las necesidades de los transexuales y de las personas con diversidad de género siguen sin comprenderse bien. Se enfrentan regularmente a la discriminación, el abuso y el acoso. Y en muchos lugares su identidad es cuestionada con poca protección legal de sus derechos.

Cualquier persona, independientemente de su género, que se haya enfrentado a tales adversidades es probable que tenga una salud mental deficiente. Urge identificar y abordar los factores que contribuyen a la mala salud mental en este grupo.

Los investigadores reconocen que agrupar a todas las personas transgénero y de género diverso en un grupo es reduccionista. Diferentes personas se identifican como transgénero y género diverso por razones muy diferentes.

Puedes leer: Sputnik V: La vacuna rusa contra el coronavirus que la ciencia recela

Subrayan que se requieren mejores métodos para registrar el género para captar mejor las diferentes necesidades de salud mental en este grupo de personas. Es una prioridad urgente comprender las necesidades clínicas de este grupo vulnerable y así poder proporcionar el apoyo más adecuado.