Cuerpos de Lewy - Cantineoqueteveonews

Cuando el actor Robin Williams se quitó la vida en agosto de 2014 se atribuyó el suicido a un trastorno bipolar, pero una nueva evidencia indica que padecía una rara demencia conocida como Cuerpos de Lewy.

La viuda del afamado comediante, Susan Schneider, confirmó hace poco que padecía de esa extraña condición. Se trata de una patología que según la Sociedad Alemana de Alzheimer, tiene gran parecido con el síndrome del mismo nombre.

Según la Clínica Mayo, la Demencia con cuerpos de Lewy es el segundo tipo más común de demencia progresiva, después de la causada por la enfermedad de Alzheimer.

Puedes leer: Hans Moog habló sobre una IOTA que no es del mundo actual

«Las personas que padecen demencia con cuerpos de Lewy pueden experimentar alucinaciones visuales. También cambios en la lucidez mental y la atención”, afirma la prestigiosa institución estadounidense en una página  dedicada al tema.

Robin Williams sufría síntomas de depresión, párkinson, confusión, alucinaciones y pérdida de memoria, entre otros. Se dijo que la depresión fue la que lo mató. Sin embargo, fue sólo un síntoma más de la enfermedad que acabó con el actor.

Schneider comentó en una entrevista televisada que se enteró del verdadero padecimiento que sufrió su marido después de su muerte. «Sentí un gran alivio cuando supe de qué se trató todo”, afirmó. En un principio, se creyó que la muerte de Williams obedeció al Mal de Parkinson.

Los extraños cuerpos de Lewy

Esta demencia ocurre cuando unas estructuras anormales, llamadas cuerpos de Lewy, se acumulan en determinadas áreas del cerebro. Estas provocan luego un amplio abanico de síntomas.

Las personas que lo padecen experimentan un declive progresivo de las funciones cognitivas, los estados de alerta y atención fluctúan de manera constante. Por ello provocan episodios de confusión. También muestran como el Parkinsonismo rigidez, temblor y lentitud de movimientos.

Los pacientes con esta rada demencia presentan también alucinaciones visuales en la primera etapa de la enfermedad. Los expertos observan susceptibilidad a los efectos secundarios de los medicamentos antipsicóticos y neurolépticos.

Los síntomas de los cuerpos de Lewy son similares a los que provoca el alzhéimer y el párkinson. Por ello esta rara demencia es complicada de diagnosticar.

Los métodos de neuroimagen o test cerebrales pueden servir como orientación diagnóstica. Sin embargo, resultan poco precisos. Por ello los especialistas estiman que la única manera de confirmar esa patología es a través de una autopsia cerebral.

Hasta ahora solo se puede diagnosticar de manera definitiva en post-mortem. Es allí cuando se pueden identificar los cuerpos de Lewy, que le dan el nombre. Se trata de unos puntos oscuros en las neuronas.

Robin Willians sufrió en silencio

Es por ello que en principio nunca se sospechó que Robin Williams sufría esta rara demencia. Luchó como pudo hasta el último momento hasta que tomó la decisión de quitarse la vida. El actor desconocía por qué cada día perdía facultades y eso lo atormentaba.

Puedes leer: Facebook desarrolla IA de visión computacional que recuerda todo por nosotros

Tras el lanzamiento en EE.UU. del documental “El deseo de Robin” se refieren a  los últimos años del comediante estadounidense. El actor Robin Williams sucumbió el 11 de agosto a los 63 años de edad.

En soledad sufría de esa extraña enfermedad degenerativa, el segundo tipo de demencia más común detrás del Alzheimer. Se estima que solo en Estados Unidos afecta a 1,4 millones de personas.

Robin Williams soportó en silencio alucinaciones, paranoia y delirios hasta que no pudo más.