La misión del siglo - Cantineoquetevenews

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés), considera que distribuir una vacuna contra el coronavirus será la misión del siglo.

Será el «mayor desafío de transporte de todos los tiempos». Por eso el organismo instó a todos los gobiernos del planeta a prepararse. Sobre todo en aquellas naciones con graves deficiencias en materia de apagones, aeropuertos desvencijados y hospitales deteriorados.

Se necesitará el equivalente a 8.000 aviones Boeing 747 – los jumbo jets- afirmó la IATA. Aunque todavía no está lista la vacuna contra el coronavirus, desde ya la agencia trabaja con las aerolíneas. También traza un plan especial con aeropuertos, organizaciones internacionales de la salud y empresas farmacéuticas.

Puedes leer: IOTA es parte de un cross-chain patentado por la Universidad Xi’an Jiaotong

Todo ello para crear un puente aéreo global. El proyecto supone que sólo se necesitará una dosis por persona. «El despacho seguro de las vacunas de COVID-19 será la misión del siglo para la industria de carga aérea global. Pero no sucederá sin una cuidadosa planificación anticipada. Y el tiempo de hacerla es ahora», declaró Alexandre de Juniac, director ejecutivo de IATA.

La misión del siglo

Aunque las aerolíneas usan aviones de pasajeros durante la pandemia, el envío de vacunas será mucho más complejo. Los expertos sostienen que no todos los aviones están adaptados para el envío de vacunas.

Las inyecciones necesitan mantener un rango de temperatura típica entre 2 y 8 grados centígrados. Algunas vacunas podrían necesitar estar congeladas, lo que excluiría a aun más aeronaves.

«Conocemos bien los procedimientos. Lo que necesitamos es ampliarlos a la magnitud que se requerirá», indicó Glyn Hughes, jefe de carga de la agencia.

Los vuelos a ciertos lugares del mundo, incluyendo algunas regiones del Sureste Asiático, serán críticos para la misión del siglo. Allí no hay capacidad para producir las vacunas.

La distribución a través de África sería «imposible» en este momento, dice IATA, dada la falta de capacidad de carga. También por la amplia extensión de la región y complejidades relacionadas al cruce de fronteras.

Además se necesitarán instalaciones frías por toda la red de lugares donde se almacenará la vacuna. Por ello se deben cuidar las contingencias relacionadas con la electricidad. Las vacunas necesitan mantenerse en todo momento refrigeradas. De lo contrario se pondrían en riesgo la salud de millones de personas.

Por ahora la carrera por desarrollar la vacuna contra el coronavirus sigue su curso.  Más de 7 mil millones de personas esperan una vacuna contra el virus causante de COVID-19. Se estima que podría estar lista para finales de 2020. Cerca de 165 proyectos buscan con afán lograr la cura, pero sólo tres están adelantadas.

Una tarea colosal

Miles de aviones tnedrán que ser equipados con cámaras de refrigeración para poder transportar las dosis. Por ello IATA insta a los gobiernos a que empiecen a hacer planes. Deben estar preparados cuando las vacunas se aprueben y estén disponibles.

Puedes leer: Prosthesis, el exoesqueleto que destroza coches de cuatro patas

En aquellos países donde la delincuencia y la corrupción reinan será otro problema adicional para la misión del siglo. «Las vacunas son mercancía de alto valor. Se deberán aplicar las medidas para que el cargamento se mantenga libre de adulteración y robo», añadió IATA.

Se espera que las inyecciones no puedan ser hurtadas por las mafias enquistadas en algunos hospitales para luego revenderlas.