el exoesqueleto - Cantineoqueteveonews

El exoesqueleto Prosthesis parece extraído de una película de ciencia ficción. Aunque es un lugar común al describir avances tecnológicos, es la impresión que despierta al verlo actuar. Su enorme estructura le permite aplastar coches o enfrentarse a un camión para probar su fuerza.

En el interior de la estructura de cuatro toneladas hay un humano que sirve de piloto que no se inmuta al tener que levantar un coche. Pero el objetivo final de sus creadores es otro: peleas de robots gigantescos. Un artículo de Xataka proporciona los detalles.

Puedes leer: IOTA desarrolla confianza con su DLT y la transforma en única

En Japón se están apresurando para construir a Gunman, un robot de 20 metros que aunque podrá moverse no parece que vaya a tener tanta movilidad y agilidad como Prosthesis. Además existe otra diferencia clave. Prosthesis es en realidad una «extensión» del piloto que lleva en su interior, al reproducir los movimientos que hace el cuerpo del piloto.

El exoesqueleto luchador

El exoesqueleto se hizo público en realidad en 2017, a modo de prototipo. Ahora Furrion Exo-Bionics, la marca detrás de Prosthesis, dice que ya tiene una versión final disponible. Y es espectacular. Un robot cuadrúpedo que pesa más de 4.000 kilogramos y tiene unos cuatro metros tanto de altura como de anchura. Dicen sus creadores que tiene un total de 200 caballos de fuerza.

El piloto maneja a Prosthesis desde su “corazón”. Desde ese centro sus movimientos son replicados por el exoesqueleto. Es decir, no hay ni joystick ni mandos como tal, sino sensores en el cuerpo del piloto que recogen los movimientos de las piernas o los brazos del operador.

No es una casualidad que el exoesqueleto sea cuadrúpedo en lugar de bípedo. Según indican sus creadores a CNET, este diseño le permite tener mayor estabilidad por el factor forma de una estructura con cuatro patas en vez de dos.

Puedes leer: Rui Pinto, el hacker autodidacta que destapó la olla del futbol europeo

Se sabe que los diseñadores han estado desarrollando a Prosthesis durante diez años. Ahora que ya está construido, es momento de mostrarlo al público y prepararlo para su objetivo final. O más bien preparar a los humanos, porque la idea es que Prosthesis sea un exoesqueleto para competiciones de lucha.

Se buscan pilotos

A fin de lograr este propósito, Furrion Exo-Bionics está buscando a pilotos que puedan ser entrenados para operar a Prosthesis. No es que sea difícil encontrar a voluntarios que busquen luchar con máquinas de varias tonelada. La dificultad es de otro orden. Se trata del precio a pagar.