Lentes de contacto inteligentes - Cantineoqueteveonews

Desde 2014 Samsung, Google, Sony y otras empresas tecnológicas experimentan con lentes de contacto inteligentes, capaces de tomar fotos en un abrir y cerrar de ojo.

Los prototipos aún se encuentran en los laboratorios. Afinar algunos detalles para lanzarlos al mercado constituye el principal desafío de los desarrolladores.

Sin embargo, la tecnología ya permite algunos usos que van más allá las capacidades del ojo humano.  Se espera que el mercado de lentes de contacto inteligente crezca un 10,4% para el 2023.

Lentes que detectan colesterol

Mientras tanto en Estados Unidos existe una significativa exigencia de este tipo de dispositivos, según estudios de mercado. Este tipo de lentes incorporan tecnologías que no sólo corrigen problemas de la visión. Van más allá.

Puedes leer: IOTA desarrolla confianza con su DLT y la transforma en única

Forman parte de la corriente wearable que permiten, por ejemplo, monitorizar la presión intraocular o la glucosa. También detectan el sodio, colesterol y alcohol. Según Vision Direct Group, la empresa británica de comercio electrónico que vende lentes de contacto inteligentes, éstas se llevan como cualquier otra. No necesitan cirugía y las personas se los pueden poner o quitar sin mayores dificultades.

Se asientan en el globo ocular y contienen microversiones de tecnología ya existente. Pero los lentes de contacto inteligente que están por salir al mercado implican la intervención de los médicos.

Un líquido se inyecta en el ojo para fusionarse con la cápsula del cristalino a medida que se solidifica. Posee las mismas características tecnológicas, pero es más sólida y permanente. Se encargan de enfocar la luz en la retina por lo que mejoran la visión de un modo flexible y dinámico.

Están diseñados para captar energía por sí mismos. De modo que transforman la energía solar en energía eléctrica. Los dispositivos que saldrán al mercado incluirán enfoque automático, batería, almacenamiento de datos, bluetooth, pantalla, etc…

Samsung o Sony son algunas de las empresas tecnológicas que trabajan sin descanso para ser los primeros. Samsung, por ejemplo, investiga la manera de proyectar información visual a la retina para ofrecer Realidad Aumentada. Su dispositivo se controlará con pestañeos y la ayuda de un smartphone.

Tecnología a la «vista»

Mientras tanto, Sony ya solicitó la patente de lentes de contacto inteligentes que transforma el movimiento del ojo en energía eléctrica. De esa forma su dispositivo podrá almacenar grabar imágenes o vídeo con solo el parpadeo de los ojos. Algo parecido a la película Misión Imposible.

Los desarrolladores estiman que pronto los usuarios de estos lentes podrán recibir notificaciones en sus teléfonos móviles. Algunos creen que también podrán escanear imágenes y almacenarlas. Los repartidores podrán tener almacenadas las direcciones no en su cabeza, sino en su mirada. Hace diez años algunos escépticos hubiesen considerado imposible colocar esa tecnología en unos lentes de contacto. Todo al alcance de una mirada y con manos libres.

Puedes leer: Wijnad VanTilburg cuenta la historia de “la lepra del alma”: el aburrimiento

Sin embargo, los lentes de contacto inteligente requieren de la aprobación médica y sortear algunos obstáculos de carácter legal. Los desafíos éticos son tan severos como los retos que se proponen los científicos.

No se trata de ojos biónicos, sino de herramientas que podrían poner el peligro las libertades individuales. El gremio policial espera con ansias estas nuevas armas.