Vida en las nubes - Cantineoquetevenews

Un maloliente e inflamable gas llamado fosfina desata un acalorado debate luego que unos científicos descubrieran que gracias a él podría haber vida en las nubes de Venus.

Lo paradójico de la investigación, divulgada en la revista Nature Astronomy, es que se trata de un gas que aniquila toda forma de vida. El equipo la Universidad de Cardiff, en Gales (Reino Unido), que condujo la pesquisa entre 2017 y 2019 tiene su teoría.

La fosfina acaba con los seres que requieren oxígeno para sobrevivir, pero a juicio de los investigadores es una evidencia tentadora.  Los estudios revelaron que en las capas nubosas de Venus se encuentra el gas que también existe en la Tierra.

La sustancia es un derivado del fósforo lo que se explicaría por la presencia de seres vivientes. Ello no implica «una evidencia robusta de vida microbiana” en el planeta, aclararon.

Puedes leer: Hashchains de Alessandro Buser soluciona almacenamiento de IOTA

Es la primera vez que encuentran fosfina en uno de los cuatro planetas telúricos del Sistema Solar, además de la Tierra.

La atmósfera de Venus

La docente Jane S. Greaves, quien dirigió el estudio, dijo que está confiada en que descartaron «todos los procesos susceptibles de explicar su presencia en la atmósfera de Venus”. Por ello surge como hipótesis un proceso desconocido o que hay vida en las nubes de Venus.

Las agencias aeroespaciales han aislado y desestimado el estudio de Venus por diferentes razones, mientras que se centran en Marte. La atmósfera tóxica de Venus y sus altas temperaturas (hasta 400 grados Celsius) la descartan como lugar propicio para la vida microbiana. Pero el reciente estudio sacudió de manera radical tales apreciaciones.

“De haber vida, creemos que tendría un tamaño pequeño, para flotar libremente”, sostiene la científica. Además insiste en que la presencia de fosfina no supone una prueba robusta de que exista vida en las nubes. El fenómeno sólo constata una química anormal inexplicada hasta la fecha.

Sin embargo, el hecho de que la cantidad de fosfina sea 10.000 veces superior a lo estimado por producción no biológica, provoca que se disparen las alertas. Por ello los expertos instan a enviar una sonda para realizar estudios específicos.

La tóxica fosfina

Los hallazgos iniciales se realizaron en 2018 a través del  telescopio James Clerk Maxwell, en Hawái. Luego se efectuaron comprobaciones desde el observatorio ALMA, en el norte de Chile. Tales estudios no fueron aceptados en principios para ser publicados por la prestigiosa revista Science.

Mientras tanto, los autores de la investigación buscan a  otros expertos realicen las mismas observaciones para confirmar o descartar sus hallazgos. Para algunos científicos la sola idea de que exista vida en las nubes de Venus es un evento más que asombroso.

Puedes leer: Estudio revela existencia de peces capaces de caminar sobre la tierra

La fosfina (PH3) es una molécula formada por un átomo de fósforo y tres átomos de hidrógeno. Esta tóxica sustancia en la Tierra se le vincula con la vida. Y se halla en los microbios que viven en las entrañas de animales como los pingüinos o en ambientes pobres en oxígeno como los pantanos.

«A lo largo de toda mi carrera me he interesado en buscar vida en otras partes del Universo. Por eso me impresiona que esto sea posible», dijo la profesora Greaves.