Las neurotoxinas - Cantineoqueteveonews

El pasado mes de marzo cientos de elefantes de Botsuana comenzaron a aparecer muertos, pero nadie se imaginaba que las neurotoxinas sería las culpables.

 Las autoridades comenzaron a desentrañar el misterio luego que los decesos aumentaban cada vez más. Contabilizaron hasta 350 paquidermos muertos. Pero tras meses de investigación los expertos estiman que por fin encontraron al culpable.

Los elefantes de Botsuana conforman uno de sus mayores patrimonios. Esa nación del África austral presume de ser uno de los países del mundo mayor cantidad de esa amenazada especie.

Sin embargo, esa joya que le dejó la naturaleza también le genera dolores de cabeza como los cazadores furtivos. las autoridades intentan controlarlos, pero se trata de una lucha de largo aliento.

Puedes leer: Un nuevo flujo en IOTA facilitará la comunicación M2M

En en el Delta del Okavango, al noroeste de Botsuana, hallaron a los animales muertes sin causa aparente. En esa región habitan tres de cada diez elefantes del mundo. Pero el mes de julio el gobierno ordenó una exhaustiva investigación.

Al lugar acudieron expertos internacionales para colectar pruebas en los cadáveres e iniciar una afanosa investigación. Manejaban distintas hipótesis, pero en el abanico de posibilidades las neurotoxinas no aparecían. Las imágenes de los cuerpos eran desgarradoras.

Las neurotoxinas estancadas

Intentaron por todos los medios esclarecer el misterio.  Antes de fallecer los elefantes comenzaban a dar vueltas hasta que se desplomaban por el Okavango. Descartaban a los cazadores furtivos porque no eran despojados de sus valiosos colmillos.

También desecharon la hipótesis del envenenamiento por ántrax. No obstante, todo indicaba que algo extraño ocurría dentro de los celebros de los elefantes.

“Nuestras últimas pruebas han detectado que las neurotoxinas cianobacterianas son la causa de las muertes. Estas son bacterias que se encuentran en el agua. Sin embargo, todavía tenemos muchas preguntas por responder. Por ejemplo, por qué solo afecta los elefantes y por qué solo en esta área”, comentó explicaba Mmadi Reuben, veterinario jefe del departamento de vida silvestre y parques nacionales de Botswana.

Autoridades de vida silvestre confirmaron que las neurotoxinas producidas por algas microscópicas en el agua fueron la causa. Los animales que las ingirieron colapsaron hasta morir.

Las algas verdiazules

Las cianobacterias, también conocidas como cianotoxinas son bacterias tóxicas que pueden aparecer de forma natural en aguas estancadas. Con frecuencia se les llaman algas verdiazules. Diversas especies de cianobacterias pueden producir potentes neurotoxinasy se encuentran en aguas tranquilas y ricas en nutrientes. Afectan a animales y humanos.

Los científicos que trabajaron en laboratorios de Sudáfrica, Canadá, Zimbabue y Estados Unidos ya no tienen dudas. Y advierten que el cambio climático puede derivar en floraciones tóxicas. El agua caliente las estimula.

Puedes leer: Matemáticas en otras especies: La capacidad de contar de los animales

Es por ello que muchos cadáveres de elefantes los encontraron cerca de charcas donde se encontraban las neurotoxinas. En principio esta posibilidad era descartada porque suelen aparecer en las orillas y los elefantes acostumbran a beber agua en la parte media.

Los expertos añaden que las muertes cesaron a fines de junio de 2020 cuando se secaron los estanques. Las personas que se bañan o toman agua en contaminadas con neurotoxinas presentan diversos síntomas. Entre ellos irritación de la piel, dolores de estómago, vómitos, náuseas, diarrea, fiebre, dolor de garganta y de cabeza.