Sexo en cuarentena - cantineoqueteveonews

El sexo en cuarentena en tiempos de coronavirus es más que una extravagancia y la industria de la sexualidad se adapta para sobrevivir.

La posibilidad de estar contagiado con el virus llevó a diferentes servicios de citas online a proteger a sus chicas. Resguardan a su activo más valioso de cualquier infección en el marco de su jornada laboral.

Para ello a los clientes se les exige una especie de certificado de inmunidad. Utilizan el código QR el cual indica que se está exento del virus.

Mientras no se consigue una vacuna eficaz, la gente pretende seguir con su vida normal. Y el sexo es una de esas actividades que no se dejan para después. Se trata de una necesidad hormonal.

Desde hace algún tiempo diversos gobiernos se valen de las tecnologías y en concreto del código QR para llevar un control. En China, por ejemplo, si una persona no lleva en su celular el código no se le permite viajar ni transitar por las calles. Tampoco puede ingresar a determinados establecimientos.

Puedes leer: Empresa de tecnología sexual, realidad virtual y seguridad Blockchain

Es así como la golpeada industria del sexo copió estos mecanismos de control para adaptarse al coronavirus. De un tiempo a esta parte tocarse se volvió una excentricidad y una extravagancia tener sexo en cuarentena. El registro se realiza por una lectura de código QR que se puede ejecutar desde otras aplicaciones.

La saliva como propagadora

Las autoridades sanitarias recomiendan a la población en general preservar medidas sanitarias para acorralar la propagación del virus. De lo contrario acostarse con su pareja habitual sería un riesgo como pasar la cuarentena con el enemigo. Durante el sexo una de las caricias más comunes se expresa mediante el beso y la saliva es la principal propagadora de la enfermedad.

Sin embargo, aquellas personas que carecen de una pareja en sus hogares recurren al sexo ocasional. Los servicios de citas online constituyen la primera de las opciones para satisfacer los requerimientos de sexo en cuarentena.

Además del dinero el certificado de inmunidad se traduce en un código de barras. El cliente debe demostrar que está libre del virus o al menos es asintomático. Antes de acudir a la cita tiene que asistir a un lugar para efectuarse la prueba.

Otros servicios disponen de test instantáneos para otorgar el visto bueno a los clientes, pero la tarifa se eleva. Las chicas también muestran su certificado y todo arreglado. No obstante, aún persiste el riesgo de que algunas personas pudiesen vulnerar la exigencia al presentar certificados falsos. Hasta la fecha no hay evidencia de ello.

Sexo en cuarentena

Por lo pronto algunos servicios de citas admiten que la confiabilidad de requisito tiene sus grietas. Sus clientes pueden actuar de forma fraudulenta y enfermar a las chicas. Los desafíos potenciales incluyen encontrar una prueba confiable al tiempo en que los hospitales están saturados.

Puedes leer: IOTA validaría pasaporte de inmunosuficiencia ante la COVID-19

Lo más probable es que se desarrolle una vacuna a principios del próximo año. Mientras tanto para mantener sexo en cuarentena con una pareja ocasional el código QR es una opción. Cuando el escáner indica un color verde significa que hay luz verde para las pasiones.