neonazis alemanes - Cantineoqueteveonews

La lista  de los elementos relacionados con los neonazis alemanes provoca temor. Racismo, ultranacionalismo, islamofobia, antisemitismo,  xenofobia,  homofobia, anticomunismo, promoción del odio y ataque a las minorías. No es para nada tranquilizante que haya  grupos de personas con esta mezcla ideológica explosiva recibiendo entrenamiento militar.

De hecho es una preocupación seria del gobierno alemán dada la creciente cooperación entre los grupos internacionales de supremacistas blancos. De acuerdo con fuentes de inteligencia, Rusia sería un territorio clave para el enlace de estas agrupaciones. La revista Focus reveló que neonazis alemanes habían asistido a un campamento en San Petersburgo. Allí recibieron entrenamiento de combate cuerpo a cuerpo y aprendieron a usar armas y explosivos.

Neonazis alemanes en Rusia

Participar en entrenamiento paramilitar es legal en Rusia y constituye el enlace para populistas de derecha y radicales de toda Europa. En el 2015, San Petersburgo organizó el «Foro Conservador Internacional de Rusia».  Participaron el Partido Democrático Nacional (NPD) de extrema derecha alemán, Udo Voigt,  el partido neofascista Golden Dawn de Grecia. Igualmente, representando Italia asistieron los flamantes representantes de los partidos neofascistas  Forza Nuova  y la Liga Nord. El cuadro lo completaron fuerzas neofascistas de Rusia, Bélgica, Austria, Francia entre otras.

Puedes leer: Las bicicletas se venden como pan caliente en Alemania por la COVID-19

Los entrenamientos  se realizan amparados por de la DOSAAF (Sociedad Voluntaria de Cooperación con el Ejército, la Aviación y la Armada). La organización directamente responsable de la capacitación está registrada con dos nombres: «Rezerv» o «Partizan».

Organización monárquica

El centro de entrenamiento donde asistieron los neonazis alemanes guarda vínculos muy estrechos con los extremistas cristianos ortodoxos rusos. Denis Gariev,  es una  figura clave del Movimiento Imperial Ruso. Se trata de una organización monárquica, «ortodoxa-patriótica», «conservadora de derecha» que lucha por la «supremacía blanca». Aunque  el gobierno ruso no lo considera un grupo terrorista, el Ministerio de Justicia lo clasificó  como extremista.

Como todo grupo de supremacistas blancos les incomoda enormemente que existan protestas pro-derecho civil. Literalmente califican de “infierno” las manifestaciones del movimiento “Black Lives Matter”. Aseguran que los manifestantes “adoran un ídolo negro”. Además el coronavirus no existe dentro de su corpus ideológico, pues la pandemia es una conspiración internacional.

Cóctel supremacista

Los elementos abiertamente religiosos no faltan en este coctel de exclusividad racista. Aspiran a un “renacimiento”  de la monarquía ortodoxa cristiana que de ser necesario, debe ser restablecida por la fuerza. Esto lo justifican «porque un cristiano ortodoxo también es siempre un luchador».

Los extremistas  que asistieron al campamento pertenecían a  dos partidos políticos alemanes radicales. Uno de ellos es El Partido Nacional Democrático y La Tercera Vía, ambos considerados movimientos neonazis alemanes. El centro ofrece cursos tanto en línea como presenciales sobre manejo de armas y «topografía militar».

Una gran amenaza

Mollie Saltskog, analista de inteligencia, advierte el peligro que representan estos entrenamientos. Especialmente para los países de donde provienen los asistentes. «La transferencia tácita de conocimiento, por ejemplo, cuando se trata de fabricar bombas representa una gran amenaza”.

Puedes leer: El Polen de IOTA fecundará proyectos con una DLT realmente descentralizada

Según Saltskog es necesario no perder de vista esta cooperación internacional de los supremacistas blancos. Más allá de las redes ideológicas de contactos, el entrenamiento de neonazis alemanes demuestra una peligrosa tendencia.  Lo que está en curso es  una “capacitación paramilitar a las personas que se adhieren a esta ideología violenta».