Teorías conspirativas - Cantineoqueteveonews

Mientras la humanidad se agarra por los pelos debido a la pandemia global del coronavirus, surgen incontables teorías conspirativas para explicar el origen de la enfermedad.

Lo nefasto de la situación radica en que la gente suele dar por ciertas las especulaciones. Desacatan las medidas de distanciamiento social e incluso ingieren remedios caseros que llegan a ser mortales. Otros además desechan los tapabocas.

Mientras florecen las conjeturas el COVID-19 ha logrado infectar a 5.685.512 de personas y cobrado la vida de más de 354.983. No obstante, existen cinco principales teorías que expresan el inicio de la pandemia.

Las teorías conspirativas en general se les conocen como aquellas deducciones sin fundamento que declaran el origen de ciertos sucesos. La primera teoría asegura que el coronavirus lo creó un laboratorio chino y luego lo esparcieron como arma biológica.

Puedes leer: ¿Los talcos para bebés producen cáncer de ovario?

El objetivo del macabro plan consiste en socavar a Occidente y dominar al mundo. Se asegura que los chinos se planteaban fabricar y vender vacunas a la humanidad, pero se le salió de las manos. No obstante, ya se conoce el genoma del coronavirus y diversos laboratorios del mundo trabajan para la elaboración del fármaco.

De Bill Gates al Pentágono

Otra versión señala a Bill Gates como el responsable de la pandemia.  Integrantes del movimiento QAnon y la comunidad antivacunas acusan al magnate de estar asociado con un laboratorio británico el cual tiene la patente para elaborar y vender vacunas.

Gates por su parte invierte millones de dólares en la construcción de siete plantas fabricantes de vacunas. La idea es que una vez se obtenga la vacuna se fabrique lo más rápido posible.

Las teorías conspirativas también dieron lugar al argumento que señala a los medios como los culpables del mortal virus. Sostienen que el objetivo es sembrar pánico en el mudo y alarmar a las personas más de lo necesario.

De esa manera los gobiernos decretan confinamientos obligatorios mientras los medios ganan más audiencia. Tal vez por ello es cada vez mayor el número de personas que se salta la cuarentena.

Asimismo otra teoría señala a los murciélagos como los principales responsables de la tragedia. Hasta la fecha no se ha podido demostrar el origen del coronavirus y en consecuencia tampoco se puede señalar a esa especie.

Los científicos trabajan para tratar de establecer cómo surgió el virus. Se cree que los murciélagos lo esparcieron a otros animales a través de las heces. Sin embargo, por ahora no se puede señalar a ningún animal como el portador originario de la enfermedad.

Teorías conspirativas para todos

La quinta teoría más divulgada apunta a la CIA. Se asegura que  el ejército estadounidense llevó la pandemia a la ciudad china de Wuhan. Al parecer el Pentágono ordenó a los militares esparcir el virus durante una competencia que se celebró el mes de diciembre.

Puedes leer: IOTA validaría pasaporte de inmunosuficiencia ante la COVID-19

Investigaciones recientes refieren que el virus es más viejo de lo que se pensaba. La enfermedad sin duda nació en China, pero en el mes de noviembre.

En síntesis las teorías conspirativas sólo logran dificultar la labor de los médicos y de las autoridades. Los expertos sostienen que las especulaciones sólo consiguen alargar la pandemia porque la gente desconfía de las recomendaciones.