pájaro robot - CantineoqueteveoNews

Lo mínimo que se espera de un pájaro robot es que su vuelo recuerde el alma diminuta de los otros pájaros. No importa que su corazón sea un motor, lo que importa es la dulzura en el aire, la gracia de evocar lo inasible. BionicSwift, al desplazarse en el espacio, rebosa lo que tiene de mecanismo y deja que la vida pura, la de todo pájaro, dicte su trayectoria.

Festo, una empresa alemana dedicada a la automatización y la robótica que ha diseñado numerosos robots inspirados en animales reales. Más allá de simples experimentos, sirven para estudiar nuevas técnicas de automatización en robótica.

 Un pájaro robot con gracia

Ahora, nos asombra con la última de sus creaciones. Se trata de BionicSwift, un impresionante pájaro robot que mueve sus alas como uno real. No solamente despliega un elegante vuelo sino que es capaz de realizar acrobacias que para ganar velocidad.

Puedes leer: Academia de IOTA abre sus aulas a los gerentes de desarrollo

La página web de Festo especifica los detalles de su diseño ligero inspirado en el modelo biológico. La ligereza se fundamenta en un criterio de economía tecnológica. cuanto menos peso haya que mover, menores serán los gastos de material y el consumo de energía. Por esa razón, el pájaro robot con una longitud de 44,5 centímetros y una envergadura de 68 centímetros, pesa solo 42 gramos.

Alas inspiradas

Para reproducir un vuelo muy parecido a su modelo, las alas del robot se han inspirado en el plumaje de los pájaros. Las distintas láminas superpuestas están hechas con un material de espuma ultraligero y flexible. En combinación con un astil de carbono, están fijadas en las propias alas, como ocurre en el modelo natural.

Al mover las alas hacia arriba, las láminas se abren y permiten la entrada del aire a través de las alas. De este modo, se reduce el esfuerzo para levantar las alas. Al batir las alas hacia abajo, las láminas se cierran para poder volar con mayor potencia. Gracias a estas alas inspiradas en la naturaleza, el BionicSwift reproduce un vuelo elegante.

El cuerpo del pájaro robot contiene la estructura compacta para el mecanismo de alas batientes. Su pequeño cuerpo guarda la tecnología de comunicación y los componentes de control para el aleteo y la cola. En un espacio muy reducido, encontramos un motor sin escobillas, dos servomotores, la batería y el engranaje. Además dispone de  placas para la conexión inalámbrica, el control y la localización.

Vuelo coordinado

El GPS inalámbrico de interior con tecnología de banda ultraancha (UWB) permite el vuelo coordinado y seguro del BionicSwift. Para ello, se instalan en una habitación varios módulos inalámbricos. Luego, estos puntos de anclaje se localizan entre sí y definen el espacio aéreo controlado. Con este posicionamiento también consigue volar en grupo con otros BionicSwift cercanos sin chocarse.

El pájaro robot podría desviarse de su trayectoria de vuelo debido a cambios repentinos en las condiciones del entorno. Por ejemplo ante variaciones en el viento, el BionicSwift será capaz de reaccionar de forma autónoma. El pájaro biónico corregiría su trayectoria inmediatamente, sin necesidad alguna de pilotos humanos.

Puedes leer: Fabricius, la IA de Google que traduce jeroglíficos egipcios

La autonomía del pájaro robot se limita a siete minutos de vuelo. En un tamaño tan pequeño y para mantener los 42 gramos no hay muchas opciones para añadir baterías grandes. Sin embargo, en ese corto tiempo el despliegue de su capacidad biónica y su evocativo vuelo son impresionantes. Con los avances introducidos recientemente en la robótica no debería extrañarnos que a corto plazo, el BionicSwift incorpore un hermoso trino que acompañe su rasante y hermoso vuelo.