jeroglíficos egipcios - Cantineoqueteveonews

La traducción de los jeroglíficos egipcios es una tarea tocada por lo sagrado. La palabra jeroglífico proviene del griego: “sagrado” y “grabar” y su expresión egipcia sería “medu necher”: palabras del dios. Se trata nada menos de transcribir un lenguaje divino, tarea nada fácil, teniendo en cuenta la distancia entre la divinidad y la creatura. No es fácil entender exactamente qué es lo que quieren decir los dioses.

Hasta 1799, los jeroglíficos egipcios guardaban su carácter de lenguaje indescifrable. En ese año, un teniente francés, Pierre-François Bouchard descubrió la Piedra de Rosseta durante la campaña napoleónica de Egipto. Así, una excavación hecha por soldados dio con la clave para descifrar las oscuras sagradas escrituras.

Puedes leer: Desde Valladolid con José Manuel Cantera llegan refuerzos para IOTA

Una estela egipcia de granodiorita con un decreto publicado en 196 a.C se convirtió en la mejor herramienta disponible para traducir los jeroglíficos. El texto estaba escrito con el «lenguaje de los dioses»,jeroglífico, el «lenguaje de los documentos» demótico y el «lenguaje de los griegos» usado por el gobierno Ptolemaico. Actualmente la piedra está expuesta en el Museo Británico de Londres.

IA para los jeroglíficos egipcios

Como celebración del 221 aniversario del descubrimiento de la Piedra Rosetta, Google ha lanzado Fabricius. Esta es una herramienta que mediante el uso de inteligencia artificial (IA) es capaz de decodificar jeroglíficos egipcios.

Mediante Fabricius, cualquier usuario puede descubrir de una forma interactiva un sistema de escritura más de 4000 años. A su vez, la herramienta incluye una introducción para que los usuarios se familiaricen con este ancestral lenguaje.

Fabricius es el traductor

Fabricius, se encuentra integrada dentro de Google Arts & Culture y es capaz de identificar unos mil jeroglíficos egipcios gracias a una red neuronal. Además nos permite traducir nuestro propio texto a estos complejos símbolos.

Los usuarios pueden rastrear los trazos de los jeroglíficos, que el software trata de cotejar con símbolos similares en su base de datos. Esto le permite buscar diferentes significados e intentar descifrar los hallazgos.

La herramienta funciona analizando los registros históricos y las definiciones del lenguaje. Fue creada en colaboración con el Centro Australiano de Egiptología, de la Universidad Macquarie, Psycle Interactive, Ubisoft y egiptólogos de todo el mundo. Google espera poder construir una base de datos más extensa a medida que la gente se agregue al sistema.

Un paso en el camino

La BBC solicitó la opinión del Dr. Roland Enmarch, un profesor titular de Egiptología de la Universidad de Liverpool. Según el doctor, la IA no es capaz de sustituir a un profesional. Esto se debe a que los jeroglíficos egipcios variaron con el tiempo en función de los talladores o pintores. Con todo, reconoce que «esto es un paso en el camino».

Puedes leer: ¿Cómo explica la ciencia la fascinación humana por las mascotas?

Pero hay muchas razones para ser optimista con el uso de IA para descifrar jeroglíficos egipicios. El Dr. Alex Woods, del Centro Australiano de Egiptología lo cataloga como una aplicación de gran alcance.»La digitalización de material textual que hasta ahora sólo estaba en libros escritos a mano revolucionará completamente la forma en que los egiptólogos hacen negocios».

La posibilidad de escribir cualquier texto y obtener la traducción en jeroglíficos egipcios también luce atractiva. Desde Google advierten que es una herramienta de diversión y que las traducciones pueden no ser totalmente precisas. Por los momentos funciona en inglés y árabe.