El mítico, grande y majestuoso estadio Maracaná de Brasil será el escenario de la apertura de la Copa América en Brasil. El estadio que cumplirá 69 años el 23 de junio está remodelado, alegre y vistoso para la apertura del torneo.

Luego del Mundial de Fútbol y de los Juegos de Río en 2016 el estadio quedó otra vez abandonado. En manos de los gatos vagabundos y de los que recorren Brasil en bicicleta. Hubo críticas en la prensa ya que el estadio luego de las dos citas deportivas quedó solo.

Ni la municipalidad, tampoco el Comité Olímpico y menos la Federación querían hacerse cargo del viejo estadio. Pero bastó que se anunciara el torneo y todos corrieron a rescatar el Maracaná.

Pero en apenas semanas luego de ser anunciada la Copa América, el mismo el mismo ya tenía su brillo; que siempre lo ha caracterizado.

Maracaná, una vez más lleno de luces

Las luces y los fuegos artificiales están listos otra vez, se han hecho los ensayos de la inauguración y está todo para la fiesta. El Maracaná dejó de ser aquel estadio olvidado ya que cuenta con banda ancha.

Lee también: Berizzo tendrá que hacer milagros con Paraguay en Copa América

Recibirá a cientos de periodistas del mundo, como también a muchos fanáticos que quieren ver u vivir la emoción de un encuentro. El 16 de junio el viejo Maracaná cumplirá 69 años y una vez es el escenario de la fiesta.

Río de Janeiro se viste de gala como también lo hará el Maracaná, que será el estadio del opening en la Copa América.

Histórico y grande

En el Maracaná, Brasil ha hecho historia, el futbol ha sido protagonista, como también grandes conciertos de artistas. Es uno de los estadios que luego de la Copa América se abrirá al público como parque turístico.