prometedora inyección - Cantineoqueteveonews

Respaldada por un estudio mundial una prometedora inyección para prevenir el sida comenzó a ser utilizada por la mayoría de los países.

Según la investigación coordinada por científicos brasileños se trata del prometedor medicamento Cabotegravir inyectable de acción prolongada. El equipo investigador sostiene que es más eficaz que el comprimido conocido como Truvada, que hasta la fecha era el más usado.

Esta pastilla la admitían como método preventivo en Estados Unidos. Incluso hace algunos meses el presidente Donald Trump anunció que planeaban distribuirla de manera gratuita para las personas sin seguro médico. Con ello pretendían reducir los contagios en un 90% en diez años.

Puedes leer: Sønstebø: Tangle resuelve los tres mayores inconvenientes imposibles para Blockchain

Las conclusiones del estudio mundial se presentaron en la 23 Conferencia Internacional del Sida. Debido a la pandemia el evento que pretendían realizarlo en San Francisco, Estados Unidos, tuvo que celebrarse en forma virtual.

La Fundación Oswaldo Cruz (Fiocruz), mayor centro de investigación en salud de Latinoamérica que coordinó el estudio, halló la prometedora inyección. Para ellos el medicamento controlará la epidemia del Sida en el mundo.

Prometedora inyección

«Esta es una conquista sin precedentes en el campo de la prevención del VIH. El Cabotegravir es una estrategia nueva y poderosa que puede hacer la diferencia en el control de la epidemia de sida». Tal afirmación corresponde a Beatriz Grinsztejn, jefa del Laboratorio de Estudios Clínicos sobre sida de la Fiocruz y también coordinadora global del estudio.

El estudio internacional llamado HPTN 083 comparó la prometedora inyección con el comprimido Truvada. Suministraron cada ocho semanas el medicamento a poblaciones vulnerables como travesti y mujeres trans. Truvada debe ser suministrado de manera diaria.

Los fármacos antirretrovirales se proporcionan de forma continuada a personas seronegativas al VIH, con riesgo de contraer el virus. Truvada era el fármaco más recomendado y usado antes de iniciarse la investigación. Se trata de un medicamento elaborado por Gilead Sciences. El comprimido  es una combinación de Tenofovir y Emtricitabina. Ambas son sustancias que bloquean las vías usadas por los virus para iniciar la infección.

Sin embargo, la investigación que financió el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los Estados Unidos señala que la prometedora inyección es más vigorosa. En ella participaron casi cinco mil voluntarios de países como Estados Unidos, Sudáfrica, Tailandia, Vietnam, Brasil, entre otros. Se les consideraba de alto riesgo por sus habituales prácticas sexuales.

Optimismo en ONUSIDA

Aunque la investigación internacional está planteada para ser desarrollada en tres años, desde ya conocen los primeros resultados. «Entre los voluntarios que usaron Cabotegravir inyectable cada ocho semanas, la tasa de contagio de VIH fue 66 % menor que entre quienes usaron Truvada en dosis diarias», señaló el instituto.

Además se precisó que de los 52 pacientes que contrajeron el sida entre los 4.750 voluntarios, 39 usando Truvada y 13 Cabotegravir.  El HPTN 083 fue el primer estudio diseñado  con foco en las poblaciones más vulnerables entre los vulnerables.

Puedes leer: Reconocimiento facial levanta otra polvareda en Europa

El pasado mes de mayo ONUSIDA expresó su satisfacción con los resultados alcanzados con  la prometedora inyección. «Es un avance que tendrá un impacto significativo en la vida de los hombres homosexuales y otros hombres que tienen sexo con hombres y mujeres transgénero cuando corren un mayor riesgo de infección por el VIH», señaló Shannon Hader, directora ejecutiva adjunta del Programa de ONUSIDA.

Según las estadísticas de ONUSIDA, en 2018 se registraron 1,7 millones de nuevas infecciones por VIH en el mundo, el 54% de las cuales entre personas de riesgo y sus parejas sexuales.