Espiar un iPhone - Cantienoqueteveonews

El equipo élite de seguridad de Google y el FBI coinciden en que espiar un iPhone es mucho más sencillo y fácil que entrar en un dispositivo Android.

La agencia de seguridad estadounidense desde hace algunos años solicitaba a Apple que les permitiera desbloquear los teléfonos de los terroristas. Sin embargo, la empresa productora alegaba que eso minaría la confianza de sus clientes.

Incluso el presidente Donald Trump se inmiscuyó y cargó contra la marca de la manzana. “Se niegan a desbloquear teléfonos utilizados por asesinos, traficantes de drogas y otros elementos criminales violentos”, comentó el mandatario.

Puedes leer: Plataforma MyDataEconomy y Senseering “psicoanalizan” a las máquinas

Pero la revista Forbes reveló que el FBI con ayuda de terceros demostró que se puede espiar un iPhone. Lograron ingresar en un iPhone 11 Pro Max de un acusado quien nunca proporcionó la contraseña.

La batalla de las agencias de seguridad estadounidenses contra el cifrado de los smartphones comenzó a partir de los atentados del 11 de septiembre. El ejecutivo exigía a las empresas que colocara puertas traseras en los dispositivos para facilitar el acceso a los datos. Pero defensores de los derechos civiles temían que se impusiera después una vigilancia masiva a los ciudadanos.

Extracción forense

Un documento, publicado por el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología (NIST) de Estados Unidos, revela que las autoridades han tenido más éxito al espiar un iPhone. Hasta ese momento se trataba del móvil con el estándar de seguridad más alto que Android.

El informe sostiene que un dispositivo de extracción forense del FBI permite acceder total o parcialmente a los dispositivos Iphone 4, iphone 5s, iPhone 6S Plus, iPhone 7 Plus, iPad Mini v9.1, iPad Mini v11.3, Samsung Galaxy s3, Samsung Galaxy S5, LG G4, LG G5, Motorola Droid Turbo 2, Galaxy S6 Edge Plus, Samsung J3 y Google Pixel XL. Con esa herramienta se puede extraer información de mensajes. Además logran acceder a Instagram, LinkedIn, Snapchat, Pinterest o Twitter.

Asimismo la investigación demostró que el P20 Pro de Huawei resultó impenetrable. Pero el Samsung Galaxy S9 y el Google Pixel 2 permitieron la extracción de muy pocos datos. Tampoco pudieron obtener información del GPS o el historial de navegación.

Desde hace algún tiempo distintas empresas como Cellebrite ofrecen servicios a las agencias de seguridad para espiar en los dispositivos. Ellas fabrican software que los organismos policiales utilizan para desbloquear teléfonos inteligentes.

Los agujeros de seguridad

Dentro de poco ya no importará el modelo del aparato telefónico. El área de la seguridad informática en constante evolución. Ya no importa el modelo de Smartphone. Lo más importante tener el terminal actualizado, porque cada actualización tapa los agujeros de seguridad que cada vez se descubren.

Puedes leer: Los espejos: mucho más que una lisa superficie de reflejos

Hace poco tiempo un equipo de seguridad que trabaja para Google descubrió que la app iMessage es el punto más débil del iPhone. Los expertos conocidos como Google Zero encontraron cinco errores en el servicio de mensajería.

Espiar un iPhone es más fácil de lo que parece. Aseguran que la vulnerabilidad es significativa. Y que la única forma de rescatar un iPhone hackeado sería eliminar todos los datos almacenados. La falla además permite realizar copias de los archivos sin la autorización del propietario.