El Raval de Barcelona conocido también como barrio maldito es una de las zonas menos bonitas de Cataluña; pero todo ha cambiado en los últimos tiempos y ahora es uno de los más visitados.

Las zonas feas, poco llamativas y peligrosas está llamando la atención en todas partes del mundo. El Raval ha sido uno de los barrios que por décadas se le ha atribuido ser una de las zonas de más problemas de Barcelona.

Incluso hay hambre, necesidad y peligrosidad pero los turistas ahora buscan a El Raval, para conocerlo. Incluso para muchos es un reto estar allí y más tomarse fotos.

El Raval una zona roja buscada

Los viajes guiados y hasta clandestinos abundan ahora en este barrio de Barcelona, hay sitios los cuales son los más frecuentados. Esquinas donde roban móviles y donde hay carteristas son los más frecuentados.

Lee también:En Barcelona afirman que la política invierte mucho tiempo en la separación

Muchas de las personas que viven en El Raval se deja fotografiar, hay otros que sí y lo hacen con gusto. El arte se ha abierto en la zona hay grafiteros y muralistas que hace su trabajo. Los mismos son conocidos en el mundo y ya su arte se conoce en otros países, incluso otros continentes.

Esto con el fin de que el espacio no se vea tan deteriorado, para muchos ya no hay aquellos férreos malhechores acechaban. Dijeron que en otras décadas era impensable recorrerlo pero ahora es visitado.

Turistas de otras naciones

Alemanes, japoneses, daneses y hasta suizos recorren El Raval con la intención de conocer algo diferente. El peligro sigue presente para muchos, pero para otros es todo lo contrario ya que los turistas abren la zona.

Incluso cineastas luego del éxito en Ámérica de «Roma», plantean hacer un rodaje en El Raval. Con el objetivo de difundirlo y darlo a conocer a nivel mundial.