Nitrato de amonio - Cantineoqueteveonews

Todo aquel estudiante extremista y violento que pretenda sembrar el terror primero debe aprobar en la escuela del terrorismo la obligatoria asignatura de nitrato de amonio.

De lo contrario sus días estarán contados y no podrá sembrar el pánico a través de detonaciones. Sus explosivos caseros fracasarán en el intento.

La historia reciente y pasada está llena de masacres donde este químico es el principal protagonista. Es la sustancia favorita de los terroristas. Tras la reciente explosión registrada en Beirut que dejó centenares de muertos, las autoridades la atribuyeron al nitrato de amonio.

Puedes leer: Premier League, pasaportes IOTA-COVID y detectores del coronavirus

Toneladas de este producto que llevaban seis años almacenadas sin ningún control provocaron las explosiones. Tras los estallidos se contabilizaron 300 muertos y cerca de tres mil heridos.

Se trata de una sal que mucho bien y mucho mal ha causado a la humanidad. Se utiliza como fertilizante de plantas por su alto contenido de nitrógeno, pero también para elaborar bombas.

El poderoso nitrato de amonio

El nitrato de amonio es una sal blanca e inodora que se utiliza como base para los fertilizantes nitrogenados. Se venden en  forma de gránulos solubles en agua y que los agricultores compran en grandes bolsas.

No es un producto combustible. Sin embargo, su detonación es posible cuando se confina en grandes cantidades en algún contenedor y además se somete a fuentes intensas de calor.

Los terroristas descubrieron que este químico se convierte en un potente explosivo si se mezcla con un hidrocarburo como  el diésel o el kerosén. En Colombia los narcoterroristas suelen utilizar esta sustancia para acabar con cuarteles policiales y asesinar a inocentes.

En distintas partes del planeta las autoridades controlan su almacenamiento y venta. Se deben conservar protocolos y normas de seguridad para evitar explosiones espontáneas o deliberadas.

Las normas de almacenamiento del nitrato de amonio señalan que debe mantenerse aislado de líquidos inflamables. También tiene que estar separado de líquidos corrosivos, sólidos inflamables o cualquier sustancia o mezcla de sustancia que emita calor.

Uno de sus primero accidentes ocurrió en el año 92 en Oppau, Alemania. La explosión dejó 561 muertos. También en Francia cerca de 300 toneladas almacenadas explotaron en la planta química AZF, en Toulouse.

Explosiones deliberadas

En Francia, unas 300 toneladas de nitrato de amonio almacenado a granel en un hangar de la planta química AZF, en Toulouse, deflagraron el 21 de septiembre de 2001. La detonación mató a 3 trabajadores y se escuchó a 80 kilómetros de distancia.

Asimismo en Estados Unidos estalló el producto en la planta de fertilizantes de Texas West Fertilizer en el año 2013. El accidente les quitó la vida a 5 personas. Después las autoridades establecieron que se violaron los estándares de almacenamiento.

Puedes leer: El amargo final de película que dejará la vacuna contra el coronavirus

El 19 de abril de 1995, Timothy McVeigh detonó una bomba hecha con dos toneladas de fertilizante frente a un edificio federal en Oklahoma City. Su obra acabó con la vida de 168 personas y dejó heridas a otras 700.

Los terroristas conocen las cualidades devastadoras del nitrato de amonio. Para ello enseñan a los explosivistas que salen por el mundo a generar tragedias.