tejidos humanos - Cantineoqueteveonews

La promesa de Dean Kamen, el creador de Segway, de fabricar tejidos humanos dentro de 10 años es bastante sólida. El empresario e inventor estadounidense incluso lo visualiza como un evento cotidiano.  «En 10 años que te transplanten una parte de un órgano defectuoso será tan común como otros muchos procedimientos médicos».

El proyecto comienza en 2016, cuando logró  un contrato del Departamento de Defensa para fabricar tejidos y órganos para transplantes.  Con el contrato de 80 millones de dólares creó un consorcio de 170 empresas e instituciones de investigación. Se trata del Advanced Regenerative Manufacturing Institute (Instituto de Fabricación Regenerativa Avanzada) (ARMI).

Manufactura de tejidos humanos

Adicionalmente  ha incorporado a ex-directivos de la FDA, científicos e ingenieros y se ha aliado con universidades. Su objetivo: crear las herramientas y las máquinas necesarias para producir en serie órganos humanos.

Puedes leer: Sensores Lidbot de IOTA tienen en la basura un próspero reino

Los avances en creación y cultivo de tejidos humanos han sido notables en los últimos 15 años. Uno de los logros más destacables lo alcanzó Anthony Atala en 1999. Atala desarrolló el cultivo de una vejiga y transpartarla en un paciente.  La técnica consiste en crear un «bio-andamiaje», la estructura sobre la que se asienta y cultiva el órgano final.

Proyectos paralelos

Para Kamen el proyecto era análogo al que las empresas de Silicon Valley crearon para desarrollar semiconductores. El empresario se preguntó, » ¿Por qué no hacemos lo mismo con tejidos vivos? Luego, la proyección de los cálculos”.  Debe haber una forma de hacer una gran cantidad de ellos a un coste realista para quienes les falla un órgano».

Junto a ARMI,  Kamen ha creado también BioFabUSA, que se encargará de fabricar tejidos humanos cuando el proceso esté listo.  Es allí donde distintas divisiones están trabajando en proyectos paralelos para llegar a ese mismo fin.

Segmento de 7 cms.

Una de esas divisiones está desarrollando ligamentos cruzados anteriores. Por ahora el proceso es manual pero la idea es automatizarlo. La producción de ese segmento de 7 centímetros basado en las células madre del paciente requiere 45 días.  Sin embargo en BioFabUSA indican que han logrado reducir costos y el margen de error con su proceso de fabricación del tejido.

Todo parece indicar que el proceso de fabricación de tejidos humanos lleva buen viento. Los equipos de ARMI están actualmente trabajando en cinco nuevas líneas de producto dirigidas a músculos y huesos. El trabajo apunta igualmente a células beta productoras de insulina. Tales células podrían plantear una revolución  para los enfermos de diabetes de tipo 1. Esos equipos también trabajan con el Texas Heart Institute en el desarrollo de una línea de producción de corazones de niño.

Impresoras 3D de pulmones

Igualmente hay esfuerzos para el desarrollo de pulmones que se imprimirían con impresoras 3D.  Se crearían esos bio-andamiajes de los pulmones que contarían con bronquios y unos 500 millones de alveolos. A partir de ahí una vez más el pulmón se cultiva gracias al uso de células del paciente.

Puedes leer: ¿Qué es el “hippy crack”, la nueva droga recreacional de los jóvenes ingleses?

Sin embargo para algunos el camino no es tan expedito.  La envergadura tecnológica necesaria para materializar la fabricación de tejidos humanos requiere más tiempo para desarrollarse. Las proyecciones del doctor Giuseppe Orlando, investigador en medicina regenerativa y cirujano en el Wake Forest Medical School, son más lejanas. El doctor Orlando piensa que se requería medio siglo para que lleguemos a ver lo que Kamen promete.