discriminación contra los negros afrocenso - Cantineoqueteveonews

Descubrir el alcance de la discriminación contra los negros en Alemania es un problema de visibilidad. Igual podría decirse de lo contrario, de su invisibilidad. Todo depende de los oficios y las oportunidades de trabajo. Los afrodescendientes no trabajan en roles orientados a la interacción directa con el público. Sus roles tienden a ser menos visibles, limitados a las cocinas o los baños de restaurantes. Por ello es difícil toparse con un policía negro patrullando las calles de Berlín.

Para la cineasta alemana, Poliana Baumgarten, su representación exclusiva en trabajos de bajos salarios es racismo institucional y estructural. Baumgarten sostiene por ejemplo, que no hay oportunidades para las mujeres negras de obtener trabajos dignos.

Discriminación contra los negros en alza

Según la Agencia Federal contra la Discriminación la exclusión racial ha aumentado en Alemania. El número de incidentes racistas denunciados muestra una mayor incidencia que otras formas de discriminación. Las estadísticas oficiales de delitos muestran que  hubo aproximadamente un 20% más de ataques racistas en 2018 que en 2017.No obstante, se requieren  datos que le  permitan a la agencia evaluar con precisión el impacto del racismo.

Puedes leer: ¿Cuáles son los dilemas éticos que deberá afrontar la IA?

El investigador social Daniel Gyamerah, considera problemático que Alemania no recopile información sobre color de la piel o  etnia. «Son vistos como negros y experimentan el racismo contra las personas negras, pero no hay investigaciones al respecto», explica. «Los políticos se fijan en los números», dice. Gyamerah insiste en que se necesitan más evidencias de racismo para lograr que quienes diseñan políticas actúen.

El primer afrocenso en Alemania

Un estudio serio sobre la discriminación contra los negros en Alemania precisa información puntual de su población. Los cálculos apuntan a más de un millón de afrodescendientes que habitan el país.  Gyamerah propone un primer afrocenso de Alemania cuyos datos pueda servirle a los activistas contra la discriminación en el país teutón.

El afrocenso, financiado por la Agencia Federal contra la Discriminación, recopilará datos demográficos estándar y experiencias de discriminación. También preguntará sobre participación económica, compromiso cívico y expectativas políticas. La iniciativa permitirá abordar el tema de la discriminación en el discurso público en Alemania y hacerla visible.

Raíces nazis y colonialistas

Resulta difícil considerar la discriminación contra los negros y el racismo en Alemania sin la referencia del nacionalsocialismo. Aunque intenten minimizarlos los efectos del período nazi en la sociedad alemana aún persisten. Para algunos expertos, el abordaje del racismo pasa necesariamente por la idea de raza concebida por el Tercer Reich.

Existe la idea de que «al reconocer diferencias étnicas, se las estás promoviendo», dice Sarah Chander, activista de justicia social. Ella cree que los políticos deben familiarizarse con  las organizaciones antirracistas sobre para hacer frente a la discriminación.

Continuidad racista

Gyamerah concibe al colonialismo y al nacionalsocialismo como discursos de una «continuidad racista».  El primer genocidio del siglo XX está vinculado a Alemania. Decenas de miles de nama y herero fueron asesinados en el suroeste de África, ahora Namibia y entonces territorio alemán. Estos grupos humanos pagaron de esa manera su rebelión contra el dominio colonial. Y aunque varios políticos alemanes han reconocido el genocidio, la disculpa oficial sigue pendiente.

«El foco está en el nacionalsocialismo”, explica Gyamerah. “La responsabilidad colectiva allí es tan grande que es difícil para la sociedad reconocer otros eventos en la historia alemana». «El colonialismo y el racismo antinegro no tienen cabida en el discurso público del país», añade.

Atreverse a decir negro

Durante la Cumbre de Integración del país, el mes pasado, la canciller Angela Merkel usó el término schwarz (negro).  Fue la primera vez en años que un funcionario gubernamental de alto rango usaba esa palabra. El contexto fue una pregunta. ¿Por qué las personas de ascendencia africana tienen que demostrar que son alemanas incluso cuando nacieron y se criaron aquí?

Puedes leer: IoT en la agricultura dará buenas cosechas para la IOTA

Para los activistas que estudian la discriminación contra los negros, es una buena señal el uso de esa palabra. Esa es la opinión de Maureen Maisha Auma, profesora de estudios de infancia y diversidad en la Universidad de Magdeburgo. «Es un gran alivio que las personas que en realidad tienen más probabilidades de sufrir discriminación estén siendo nombradas», explica.

Algo más que números

Muchos alemanes guardan reservas acerca de tener ciertos grupos de personas a su alrededor. Los resultados del Afrocenso permitirá el examen como esas reservas afectan a los negros en el país. Sus iniciadores esperan que los resultados estimulen a los encargados de formular políticas al respecto.

Sin embargo, para la población negra y mestiza del país europeo, será más que solo números. De acuerdo a  Daniel Gyamerah también será una oportunidad para obtener información sobre cómo lidiar con la discriminación.