Python Bowl - Cantineoqueteveonews

Lejos de cualquier estadio de fútbol americano se lleva a cabo el Python Bowl, una peligrosa destinada cazar pitones gigantes.

Para participar en el arriesgado concurso sólo se necesita estar dispuesto a introducirse en los pantanos de Florida, Estados Unidos. Durante diez los concursantes se disponen a buscar a las extraordinarias pitones birmanas.

Al finalizar la competencia los onerosos premios incluyen vehículos nuevos. La también conocida como Florida Python Challenge la organizan la Comisión de Conservación de Pesca y Vida Silvestre de Florida (FWC, por sus siglas en inglés) y el Distrito de Administración del Agua del Sur de la Florida.

Puedes leer: MAM de IOTA prueba ser útil en procesos donde el caos impera

Los participantes del Python Bowl pueden ser adiestrados cazadores de pitones o personas sin experiencia previa. Pero el propósito de las autoridades se orienta hacia la conservación de los Everglades de Florida. Y con ello se eliminan las especies invasoras.

De 20 estados de los Estados Unidos llegan los competidores. También arriban expertos de la India que pescan a las enormes serpientes con sólo observar su rastro.

En los últimos tres años se han logrado eliminar 5.000 ejemplares, informó la FWC. La agencia ambiental lleva años de lucha contra esta especie no autóctona y de la cual se ignora cómo llegó a los Everglades. En ese ecosistema las pitones acaban con gran parte de la fauna autóctona debido a su tipo de alimentación y su facilidad para reproducirse.

Con el Python Bowl se pretende suprimir esta serpiente constrictora que puede medir seis metros de largo y los 100 kilos de peso. La mayoría de los especialistas estiman que las pitones fueron introducidas como mascotas, pero al crecer demasiado sus dueños optaron por abandonarlas.

Premios del Python Bowl

En la competencia se paga una compensación económica por cada ejemplar que oscila entre 2.000 dólares. Durante días los cazadores de serpientes gigantes se internan en los pantanos de los Everglades.

«No podemos ganar la batalla solos. Somos un equipo y tenemos una misión. Necesitamos el apoyo de estos experimentados cazadores de pitones, así como trabajar junto con el Distrito de Administración del Agua del Sur de la Florida», explica el comisionado de FWC, Rodney Barreto.

Según Barreto, el evento les ha enseñado que la experiencia «cuenta» a la hora de encontrar a estas pitones birmanas. El competidos Amy Siewe capturó una de estas serpientes que medía más de cinco metros y pesaba casi 50 kilogramos. Para ello necesitó la ayuda de otras cinco personas quienes le ayudaron a arrastrarla a la orilla de una carretera donde la fotografiaron.

En sus ocho primeros días de trabajo en los Everglades dos cazadores de serpientes de la India capturaron 13 pitones birmanas. Se trata de todo un récord para el Python Bowl.

Los competidores Vadivel Gopal y Masi Sadaiyan pertenecen a la tribu de los Irula. Sus habitantes tienen fama por su habilidad para cazar serpientes gigantes y ratas en la selvática y montañosa provincia de Tamil Nadu, en el sur de la India. Frente a la frustrante batalla por erradicar a la especie invasora la FWC invitó a estos cazadores.

Puedes leer: Las Big Tech se toman como herencia los bancos del futuro

Ambos son capaces de determinar el sexo de la pitón con  solo mirar las marcas que dejan en su camino y además  adivinar dónde se esconden.

Cuando concluye la competencia los ciudadanos pueden ayudar a las autoridades cuando realizan algún avistamiento. Pueden llamar a una línea telefónica especializada o informar a la página web de la comisión.