La recompensa - Cantineoqueteveonews

La NASA pretende de nuevo posar unos astronautas sobre la superficie lunar y para ello ofrece una recompensa a quien le ayude a resolver un problema.

Desde las misiones Apolo la agencia aeroespacial estadounidense pretende pisar la Luna. Pero un diminuto, pegajoso y extraño polvo se lo impide.

La minúscula harina conocida provoca una enfermedad llamada fiebre del heno lunar. A pesar de los trajes espaciales el polvo lunar genera patologías similares a la silicosis que experimentan los mineros. Provoca estornudos compulsivos que pueden ser peligrosos.

Puedes leer: IOTA Stronghold es un baluarte que hará inexpugnable la seguridad

El polvo lugar impregna todo lo que consigue a su paso. Se trata de pequeñas partículas afiladas como cuchillos. Parecen como las partículas del papel de lija que se introducen por espacios impensables.

Para evitar cometer el mismo error de las misiones Apolo la NASA ofrece a una recompensa a los estudiantes que le ayuden a resolver el problema. El organismo informó que ofrece 180.000 dólares a estudiantes universitarios que desarrollen ideas o productos que resuelvan la dificultad.

El que logre dar con la solución del BIG Idea Challenge permitirá que el programa Artemisa lleve a la primera mujer a la luna. El polvo lunar además de provocar daños a los pulmones de los astronautas genera daños irreparables en la nave. También afecta los vehículos que se utilizan para explorar la superficie.

La jugosa recompensa

La recompensa está dirigida a equipos de entre 5 y 25 estudiantes de universidades afiliadas a Space Grant. Se trata de un programa de la NASA que abarca a 52 casas de estudio estadounidenses.

La agencia quiere evitar que el polvo lunar ponga en riesgo a toda la misión. “La NASA busca ideas innovadoras dentro de la comunidad académica para una amplia gama de soluciones para la mitigación del polvo lunar y problemas que incluyen la reducción de las nubes de polvo al aterrizar, la eliminación del polvo de los trajes espaciales y otras superficies, la obstrucción de los sistemas ópticos y la reducción de -cabina niveles de partículas, entre otros», explican en un comunicado.

BIG Idea Challenge

“El 2021 BIG Idea Challenge brinda la oportunidad de diseñar, construir y probar nuevas tecnologías que podrían usarse para aplicaciones lunares. Este concurso está destinado a ser un desafío de innovación abierta con limitaciones mínimas para que los equipos proponentes puedan crear y desarrollar soluciones listas para usar”, señaló la agencia.

Los interesados en obtener la recompensa deberán registrarse antes del 25 de septiembre de 2020 y tendrán que resolver distintos desafíos.

Uno de los restos consiste en la prevención y mitigación del polvo en el alunizaje. Evitar o proteger las interacciones con columnas de polvo o la superficie lunar que puedan resultar en las sondas lunares.

Además deben resolver el problema de la tolerancia y mitigación del polvo en los trajes espaciales. En ese sentido tendrán que limitar la adherencia del polvo y otros efectos nocivos para sus sistemas.

Puedes leer: El filósofo español Pere Ruiz Trujillo sopesa la nanotecnología

Los concursantes tendrán que ofrecer soluciones para proteger los sistemas de la superficie lunar. También para evitar que el polvo entre en hábitats y aterrizadores.

Asimismo la NASA necesita que le ayuden a resolver la tolerancia y mitigación del polvo en cabina y sus superficies interiores.

Las propuestas en vídeo podrán presentarse hasta antes del 13 de diciembre de este año. Y los finalistas serán invitados a presentar sus soluciones en el 2021 BIG Idea Forum, previsto para noviembre de 2021.