reglas para vivir - Cantineoqueteveonews

¿Es posible resumir la compleja realidad de la existencia en 12 reglas para vivir? El psicólogo canadiense y crítico cultural Jordan Peterson lo intentó en su libro “12 reglas para vivir. Un antídoto contra el caos.” El libro surgió de la afición de Peterson de responder a las preguntas publicadas en Quora. La interrogante inspiradora fue»¿Cuáles son las cosas más valiosas que todo el mundo debería saber?» Peterson declaró que «no sólo está escrito para otras personas. Es una advertencia para mí.»

Su idea central es que «el sufrimiento está incorporado en la estructura del ser», pero aunque puede ser insoportable, la gente tiene la opción de evadirlo lo cual es un «gesto suicida», o de enfrentarlo y trascenderlo.”

Reglas para vivir frente al caos de la existencia.

He aquí las cosas que todo el mundo debería saber según el famoso psicólogo. Originalmente eran 42, pero quizás comprimirlas a 12 le otorgó un aire más parecido al de las tablas de la ley mosaica.

Regla 1: Párate derecho y con los hombros hacia atrás.

Los humanos hemos vivido en una jerarquía de dominio excepcionalmente antigua y fundamental. Modula nuestras percepciones, valores, emociones, pensamientos y postura corporal.  Si te presentas como derrotado, la gente reaccionará a ti como si estuvieras perdiendo. Si te enderezas, entonces la gente te mirará y te tratará de forma diferente.

Puedes leer: Investigadores: Los perros pueden entrenarse para detectar el coronavirus

Pararse derecho con los hombros hacia atrás es aceptar la terrible responsabilidad de la vida. Significa decidir transformar el caos en realidades de orden habitable. No andes encorvado. Atrévete a ser peligroso.

Regla 2: Cuídate como cuidarías a alguien de quien eres responsable

Tratarte como si fueras alguien a quien tienes la responsabilidad de ayudar es considerar lo que sería bueno para ti. La clave está en la pregunta «¿Cómo sería mi vida si me cuidara adecuadamente?»

Regla 3: Hazte amigo de la gente que quiere lo mejor para ti.

Dentro de las reglas para vivir de Peterson, esta es una de las más arduas. Es apropiado asociarse con personas cuyas vidas mejorarían si vieran que tu vida mejora. No pienses que es fácil rodearse de gente buena. Una persona buena y sana es un ideal. Se requiere fuerza y audacia para permanecer cerca de una persona así.

Regla 4: Compárate con quien eras ayer, no con alguien del presente.

No importa lo bueno que seas en algo, siempre habrá alguien que te hará parecer incompetente. Concéntrate en lo que has logrado y con qué has contado para ello. Analiza que puedes cambiar para que sea mejor mañana.

Regla 5: No dejes que tus hijos hagan cosas que te alejen de ellos.

Los niños de dos años, estadísticamente hablando, son los más violentos. Patean, golpean, muerden, y roban la propiedad de otros. Lo hacen para descubrir los límites del comportamiento permisible. Si a un niño no aprende a comportarse correctamente a la edad de cuatro años, le será difícil hacer amigos. Es el principal deber de los padres hacer que sus hijos sean socialmente deseables.

Regla 6: Ordena tu casa antes de criticar al mundo.

Solemos ser muy ambiciosos al plantearnos reglas para vivir. Estas generalmente implican grandes cambios exteriores. Si tu cuarto es un desorden, como pretender cambios en la sociedad. Ordenar tu propia experiencia es la prioridad.

Regla 7: Persigue las cosas que valen la pena, no las más convenientes.

Una vida con sentido es mejor que tener lo que quieres, porque puede que no sepas lo que realmente necesitas. Lo que es conveniente es inmediato, impulsivo y limitado. Lo que es significativo, por el contrario, confiere estructura.

Regla 8: Di la verdad, o al menos no mientas.

Si tu vida no es lo que podría ser, si eres fanático de una ideología, intenta decir la verdad. En el Paraíso, todo el mundo dice la verdad. Eso es lo que lo convierte en el Paraíso. Decir la verdad. O, al menos, no mientas.

Regla 9: Asume que la persona que estás escuchando podría saber algo que desconoces.

Carl Rogers fue un psicoterapeuta interesado igualmente en plantearse reglas para vivir. El afirmó respecto al escuchar: “La mayoría de nosotros no escuchamos porque es peligroso.” Si escuchas sin juicio prematuro, la gente generalmente te dirá todo lo que están pensando y eso requiere valor.

Puedes leer: IOTA de la muerte: Una App para usar en el inevitable día del fin

Regla 10: Sé preciso en tu discurso.

Cuando las cosas no se especifican, con precisión el caos se hace notar. Frente a la disolución del mundo especifica un destino. Explica a los demás quien eres con palabras precisas.

Regla 11: No molestes a los niños cuando estén patinando.

Por supuesto que es peligroso. El peligro es el punto. Quieren triunfar sobre el peligro. No intentan estar seguros. Intentan ser capaces y competentes. Y esa capacidad les dará firmeza frente a futuros desafíos.

Regla 12: Cuando te encuentre con un gato en la calle, acarícialo.

De las reglas para vivir de Peterson, resalta esta por su dulzura. Cuando salgas a caminar con la cabeza llena de preocupaciones, un gato puede aparecer. Si lo acaricias, te recordará durante quince segundos que el relumbrante Ser compensa el irremediable sufrimiento que lo acompaña.