Bodegas secretas - Cantineoqueteveonews

Las bodegas secretas fueron durante décadas un activo para gran parte de la humanidad que durante la Guerra Fría temía una conflagración mundial.

Con el paso del tiempo estas gigantescas despensas quedaron desmanteladas. Un solo país las conservó y ahora echa mano de ellas para enfrentar la pandemia global del coronavirus.

El virus que ha cobrado la vida de casi 200.000 personas activó las alarmas de diversas naciones que buscan de manera desesperada insumos para lidiar con la enfermedad. Guantes, mascarillas y equipos de protección personal comenzaron a escasear.

Se trata de elementos vitales en tiempos de coronavirus. Sin embargo, a Finlandia, la pandemia no la tomó desprevenida, sostiene la BBC. Gracias a la Agencia Nacional de Abastecimiento de Emergencia (HVK, por sus siglas en finlandés), el país nórdico lleva décadas almacenando provisiones en bodegas secretas.

Por todo el país como distribuyeron tales almacenes para hacerle frente a crisis  bélicas, económicas, climáticas, informáticas y sanitarias.

Puedes leer: De Ciencia ficción: La pandemia se escapó de un laboratorio chino

El 23 de marzo, el Ministerio de Asuntos Sociales y de Salud -que supervisa a HVK- declaró que se justificaba utilizar los almacenes. Allí se encuentran apilados alimentos, combustible, herramientas agrícolas y hasta insumos para la producción de armas.

Nación precavida

Las autoridades de Finlandia solicitaron a la HVK descentralizar suministros médicos y equipos de protección personal. Los equipos e insumos llegarán a los cinco distritos hospitalarios esa nación. Según un comunicado referido a BBC News Mundo por el Ministerio de Asuntos Sociales y de Salud, Finlandia está bien preparada para la pandemia. Dispone de «una buena cantidad de equipos de protección personal necesarios para examinar y tratar a los pacientes de coronavirus».

Estos suministros están disponibles por todo el país. También se pueden transferir de una región a otra que presente más casos de la infección, de ser necesario. Abastecieron a los hospitales. Algunos insumos y equipos están vencidos, pero pueden utilizarse. Están en buenas condiciones.

Las mascarillas, por ejemplo, son antiguas pero se  mantienen en buen estado. «Hemos seguido las instrucciones de almacenamiento del fabricante. Mantenemos los protectores en su embalaje original a una temperatura ambiente constante. También están protegidos de la humedad y la luz», declaró la HVK.

El país, además, explora la posibilidad de lanzar su propia producción de suministros médicos. Las bodegas secretas de Finlandia se establecieron en 1939, con el inicio de la Segunda Guerra Mundial. Luego se mantuvieron durante la llamada Guerra Fría cuando Estados Unidos y la Unión Soviéticas estuvieron a punto de enfrentarse.

Bodegas secretas por siempre

Finlandia fue parte del Imperio Ruso desde 1809 hasta 1917, después de que el zar capturara la región que anteriormente era de Suecia. El ejército ruso penetró la frontera con Finlandia en 1939, en la llamada Guerra de Invierno.

Después de obtener su independencia continuaron los conflictos a lo largo de la extensa frontera con la Unión Soviética. Luego fue invadida por los nazis en la Segunda Guerra Mundial.

Después de eso vino la Guerra Fría y, como parte frontal de las tensiones entre Occidente y Oriente, Finlandia era más vulnerable que la mayoría de sus aliados. Por ello construyó sus bodegas secretas.

Puedes leer: IOTA validaría pasaporte de inmunosuficiencia ante la COVID-19

En 1993, creo formalmente la HVK para continuar el abastecimiento. Las diseñaron para otras posibles crisis como la climática, la sanitaria y la de ataques cibernéticos.