bandera confederada - Cantineoqueteveonews

Las reacciones que despierta la bandera Confederada son una instancia del inmenso poder que poseen los símbolos. El poder de las representaciones se extiende desde hace 165.000 años. Desde que nos vestimos con los trajes de la humanidad, hemos vivido bajo su influjo. Una creación nuestra que adquirió independencia, y que al igual que los dioses, nos sella el destino.

Por sí sola una bandera, contiene todo un mundo. Enarbolada y ondeando al viento es la materialización de profundos sentimientos. Esperanza, resistencia, honor, pertenencia y triunfo sobre la muerte son emitidos desde ese trozo de tela. Todas las batallas, todos los caballos, toda la sangre se concentra en un punto. He allí su encantamiento.

Por eso no debería extrañarnos el revuelo que provocó el uso de la bandera confederada por soldados australianos. Los símbolos son dúctiles y mágicos. Si no entendemos que las banderas son sortilegios, lo que nos queda es el estupor.

La bandera Confederada ofende

La pregunta que se hace Clare Cobould, profesora Adjunta de la Universidad Deakin en Australia parte de un incidente militar. ¿Por qué es tan ofensiva la bandera confederada? Su respuesta la expone en un artículo de The Conversation.

Puedes leer: Algunas anotaciones sobre Pollen Testnet V0.2.2 de IOTA

Los soldados de las fuerzas especiales australianas, después de una incursión en Afganistán en 2012, utilizan la bandera Confederada para guiar un helicóptero Black Hawk de los Estados Unidos. En fotos, los soldados posan con la bandera.

Un ex oficial superior del Ejército de EE.UU. que hizo dos misiones de combate en Afganistán describió las imágenes como escandalosas. «Esa bandera es un símbolo que no debería haber sido mostrado por ninguna unidad”.

¿Por qué estas imágenes de soldados australianos posando con una bandera de la guerra de otro país provocan reacciones tan fuertes? Esa es la pregunta que Cobould intenta responder considerando la evolución del famoso símbolo.

Su historia y su guerra

La bandera Confederada ha representado durante mucho tiempo el desafío, la rebelión, un ideal de blancura. Entra la exclusión social y política de los no blancos, en una palabra, el racismo. La Liga Anti-Difamación (ADL por sus siglas en inglés) que incluye dentro del repertorio de los símbolos de odio, esboza el origen de su carga simbólica.

En 1860-61, once estados del sur se separaron de los Estados Unidos para proteger la institución de la esclavitud. Esta separación conformó los Estados Confederados de América y precipitó la Guerra Civil. Durante la guerra, la Confederación y sus fuerzas militares utilizaron diversas banderas, pero la bandera que más se asoció a la Confederación fue la llamada «bandera de batalla».

Organizaciones como los Hijos de los Veteranos Confederados adoptaron la bandera Confederada como símbolo del patrimonio del Sur. Pero la bandera también sirvió como un potente símbolo de la esclavitud y la supremacía blanca. Este legado histórico la ha conferido popularidad entre los supremacistas blancos en los siglos XX y XXI. Y su impacto representativo se ha extendido a los supremacistas blancos más allá de las fronteras de los Estados Unidos.

No tan inocente

Tras el asesinato de George Floyd, la eliminación de los símbolos de la Confederación se ha acelerado. En los últimos meses, la compañía sureña Nascar ha prohibido la bandera confederada. Sin embargo, en un ambiente político polarizado, muchos sureños blancos estadounidenses siguen defendiendo su lealtad a la bandera Confederada.

Puedes leer: ¿Por qué una inteligencia artificial no puede patentar un invento?

Afirman que la bandera de la batalla representa su herencia sureña, como si esa herencia comprendiera una historia inocente de cócteles de menta y de ir a la iglesia. El problema con esa afirmación, como demuestra la historia, es que su herencia tiene también su sombra. Es también la de la esclavitud, la desigualdad, la violencia y la injusticia flagrante.