inteligencia artificial - CantineoqueteveoNews

El rol que jugará la inteligencia artificial en los programas de defensa es crucial. La afirmación de Elon Musk así lo corrobora. “La era de los aviones de caza ha pasado. El futuro está en los drones localmente autónomos”. Pero más significativas que sus palabras, fue el silencio que provocó en los pilotos y funcionarios de la industria aeroespacial. Y es que no es cualquier cosa.

El contexto de la afirmación de Musk fue la clausura en febrero del Simposio Anual de Guerra Aérea de la AFA en Estados Unidos. Su anuncio premonitorio causó reacciones que fueron recogidas en el portal Air Force Magazine.

Inteligencia artificial combativa

Los líderes de la Fuerza Aérea sostienen que es más beneficioso mantener a una persona en la cabina de mando. La inteligencia artificial que permitiría a una aeronave pensar por sí misma no está aún suficientemente madura. Esto, sin mencionar los dilemas éticos que conlleva hacer la guerra sin presencia humana.

Puedes leer: Academia de IOTA abre sus aulas a los gerentes de desarrollo

A pesar del debate que pueda generar la iniciativa, la Fuerza Aérea estadounidense está determinada a proseguir el proyecto. Para ello se encuentra desarrollando una aeronave no tripulada capaz de participar en combates aéreos cercanos. En teoría, la nave es capaz de derribar cazas pilotados por seres humanos. Según sus planes, pondrán a prueba esta tecnología a mediados de 2021 en un combate simulado.

El Teniente General Jack Shanahan, jefe del centro de inteligencia artificial del Pentágono da cuenta del desarrollo de este episodio de humanos versus inteligencia artificial. Las proyecciones deShanahan apuntan a una derrota humana. Es muy probable que los pilotos se las vean difíciles el próximo año”. De acuerdo al Teniente posiblemente las máquinas derroten a los humanos.

Pilotos repotenciados

Pero a la larga será bueno, en términos de tecnología de guerra. Una de las tecnologías base de este proyecto es, por supuesto, el aprendizaje automatizado (o machine learning). Según Shanahan “nuestros pilotos humanos, los más buenos, tienen un par de miles de horas de experiencia. ¿Qué pasaría si podemos incrementar sus habilidades con un sistema que pueda tener literalmente millones de horas de tiempo de entrenamiento?”.

Esto ayudaría a que el humano pueda trabajar en conjunto con una inteligencia artificial durante un combate. Sus decisiones tácticas serían elaboradas a gran velocidad y efectividad. El plan de la Fuerza Aérea y el pentágono es probar esta tecnología el año que viene con un dron no tripulado.

El plan contempla la la posibilidad de implementa esta inteligencia artificial en cazas avanzados como el clásico F–16. Igualmente la implantación podría involucrar aviones mucho más avanzados como el F–22 o el tan conocido F–35.

IA para todo

Si el proyecto funciona, la iniciativa se uniría a otros sistemas habilitados para la inteligencia artificial. La Fuerza Aérea está resuelta a incorporar esta tecnología añadir a su inventario de combate.

Puedes leer: BionicSwift, el pájaro robot que vuela con la poesía de uno real

El concepto de avión teledirigido es quizás el más destacado de esos programas. Pero la Fuerza Aérea está presionando para añadir la inteligencia artificial y los algoritmos de aprendizaje de máquinas a todo. Y esto significa desde las prácticas de mantenimiento hasta el software de planificación de batallas.