Cocteles de cianuro - Cantineoqueteveonews

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) utiliza los cocteles de cianuro, una controvertida trampa cebo para acabar con animales salvajes.

El también conocido como dispositivo M-44 suelta un polvo de cianuro de sodio cuando se rompe. De esa manera el veneno ingresa al organismo del animal a través de diversos mecanismos de absorción. Puede ser por las mucosas de la nariz, ojos y la boca.

«Representa una herramienta efectiva en el manejo de daños de la vida silvestre», sostienen las las autoridades. Y su uso se extiende en 17 de los 50 estados que tiene Estados Unidos.

Puedes leer: A Google se le está trancando el serrucho y va a pagar contenidos a medios

Según BBC World las autoridades alegan razones de protección. El pasado año los cocteles de cianuro exterminaron más de 14.000 ejemplares salvajes. Por ello organizaciones que defienden a los animales protagonizan protestas y demandan que se ilegalice la trampa M-44.

En ese sentido la Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) valoró la seguridad de la trampa cebo. Mientras analizaban las trampas recibieron miles de cartas para que fuesen prohibidas.

Peligrosos cocteles de cianuro

De acuerdo con la propia USDA considera a los coyotes, zorros y perros salvajes como «especies que deben ser controladas. Para ellos constituyen una seria amenaza para el ganado, aves de corral y otros animales en extinción.

No obstante, los detractores de los cocteles de cianuro aseguran que un menor quedó ciego de manera temporal. Al parecer se topó por accidente con una de ellas. La abogada del Centro de Derecho Ambiental de Occidente, con sede en Oregón, Kelly Nokes, los califica como crueles dispositivos de matanza.

En ese estado prohibieron en 2019 el uso del dispositivo luego de la muerte de un lobo. Collette Adkins, directora del programa de conservación de animales del Centro de Diversidad Biológica, sostiene que la trampa M-44 implica un gran peligro porque puede alcanzar a campo abierto a cualquier persona, mascota o especie.

Los propietarios de las mascotas muertas por animales salvajes sostienen otra opinión. A pesar de la insistencia de los defensores de los derechos de los animales el uso de los dispositivos se mantiene.

Desde hace décadas se utiliza para exterminar las manadas de lobos, coyotes y zorros salvajes que acaban con el ganado. Las pérdidas que sufren los agricultores son incuantificables.

Ganaderos defienden su uso

Los ganaderos defienden que se mantenga el uso para poder trabajar. Asimismo piden a los colectivos que se hagan responsables por los siniestros que con frecuencia sufren los trabajadores del campo. Lamentan que miles de animales salvajes deambulen por los campos en busca de animales de corral y mascotas.

Puedes leer: Operación DART: La misión de defensa planetaria de la NASA

En algunos estados se establecieron restricciones como que los cocteles de cianuro no deben colocarse a menos de 100 metros de una vía pública o carretera. Además deben contar con señalizaciones de advertencia a una distancia prudente.

Por lo pronto los colectivos defensores de la biodiversidad exigen que se prohíban estos dispositivos a nivel nacional. Las trampas M-44 sólo se utilizan en los campos donde se registra una alta incidencia de ataques al ganado.