sacerdote gay

Hacia el final del mes pasado, en la ciudad de Haarlem, Países Bajos; al momento en el que concluía el servicio diario en la iglesia “Paz de Ámsterdam”; los feligreses fueron testigos de una confesión muy particular hecha por Pierre Valkering, el sacerdote gay; quien decidió compartir con los fieles, abiertamente, su homosexualidad.

Motivado por el 25 aniversario de su inicio en el sacerdocio; con la vestimenta rosa correspondiente al sacerdote para el cuarto domingo; el sacerdote gay pronunció un discurso, diciendo la verdad sobre su orientación sexual.

Aprovechó la ocasión y dio de lleno sobre el controversial tema para la iglesia católica; “el elefante rosa”.

Con esto se refirió a los miembros LGBT que conforman la curia. Al sacerdote gay, tampoco se le escapó hablar sobre el silencio del Vaticano; respecto a la homosexualidad, reconociendo que ha sido gran motivo de sufrimiento.

Lea También: Orgullo Gay de Madrid 2019 ya tiene pregonera: ¡Mónica Naranjo!

Valkering, de 51 años, comentó que son más los hombres de orientación homosexual; que los heterosexuales que entran al clero. Esto, puesto que lo ven como una manera de escapar de su homosexualidad.

El sacerdote gay habló con las pruebas en las manos

Valkering, se remitió en su discurso, a la obra escrita de Frédéric Martel; Sodoma, una investigación donde se revela que dentro de la curia romana; hay un alto índice de homosexualidad.

Los datos que presenta Martel, se basan en una investigación de cuatro años; en donde, recuerda el sacerdote gay; se explica que aproximadamente el 80% de los religiosos del Vaticano son gays.

Al parecer, Valkering, inspirado por esto, escribió su propio libro; y no desperdició el momento y anunció, además de su homosexualidad, el lanzamiento de su autobiografía.

El sacerdote gay de Harleem, tituló su obra autobiográfica; “Ontkleed niet naakt staan” (Al descubierto no estas al desnudo); en donde relata su propia experiencia como homosexual dentro de la iglesia católica.

sacerdote gay

Y la censura no se hizo esperar

La diócesis de Harleem, decidió que el sacerdote gay debía cesar sus labores pastorales; debido a que esté, en sus confesiones, contó cómo había incurrido al contacto con otros hombres. Lo que se asumió como el incumplimiento de los votos de celibato que impone el sacerdocio.

Las autoridades eclesiásticas de la ciudad, además agregaron que el mensaje del sacerdote gay; alude a la libertad sexual; lo que contraría las enseñanzas de la iglesia romana.

Lea También: Homosexuales vs Heterosexuales: ¿quiénes son más fieles?

El obispo de Harleem, Jos Punt, reconoció que aprecia su honestidad ante la iglesia; pero que sin embargo; “debe tomarse un periodo de reflexión con carácter inmediato”

Cada día es más común que los fieles en el clero, revelen su homosexualidad; como lo hizo el sacerdote gay de Harleem; sin embargo se sigue notando el rechazo de la iglesia romana a la diversidad sexual dentro de sus líneas.

Fuente: homosensual/redacción