Neuralink - Cantineoqueteveonews

Después que el excéntrico multimillonario Elon Musk compró Neuralink, mucha gente creyó que se trataba de un alocado proyecto para fusionar el cerebro y el ordenador.

Pues no. Tras dos años de silencio e intentos por conectar las mentes con Internet, el empresario presento su chip craneal. El propietario de Tesla y SpaceX contó sus intenciones. “No será de repente, pero Neuralink ideará un cordón neuronal artificial que podrá tomar el control de los cerebros de las personas”, admitió.

De momento el equipo que acompaña a Musk da los primeros pasos en un proyecto que parecía de ciencia ficción. La interfaz de “hilos cosidos” al cerebro humano ayudarán a pacientes con miembros amputados. Moverán sus prótesis robóticas tan solo con el pensamiento.

Puedes leer: El cobot alemán QBIC tiene a la IOTA-Tangle en sus venas

La tecnología de Neuralink consta de dos partes. Por un lado los hilos flexibles más delgados que un cabello humano que portan en su interior los electrodos que recogen la actividad cerebral. Y además una “máquina de coser” que teje estos hilos al cerebro. Es decir 192 electrodos por minuto. El cableado evita los vasos sanguíneos y reduce las respuestas inflamatorias del organismo.

Fusionar el cebero con el ordenador no es una idea nueva. Pero Neuralink es menos invasiva. Los hilos del chip acaban en una especie de puerto USB detrás de una oreja y de allí se comunican vía Bluethooth con el ordenador o el móvil.

Neuralink avanza

Los científicos que trabajan en el proyecto ya probaron la tecnología en ratas con un alto nivel de éxito. Ahora pretenden comenzar las pruebas en personas en el segundo semestre de 2020.

En sus primeras fases esta tecnología se enfocará en pacientes con miembros robóticos. Sin embargo, se quiere ampliar en enfermos que han perdido el habla o el sentido de la audición.

El chip de Elon Musk al estilo de la película Matrix supone una revolución tecnológica. El empresario pretende volcar la Inteligencia Artificial para fusionar el cerebro con los ordenadores. Conectar la mente con Internet ya no es un sueño, es un plan que avanza en los laboratorios de la empresa de neurotecnología especializada en el desarrollo de interfaces cerebro-computadora.

Después ese cordón neuronal permitirá escuchar música sin auriculares. Con ese chip de Elon Musk se podrá medir  los niveles hormonales de cada persona para futuros diagnósticos. De esa forma se adelantarán a eventuales  enfermedades graves como el cáncer o el Párkinson.

También Neuralink podrá curar lesiones congénitas, corregir daños cerebrales graves. Con el chip se bloquearán los neurotransmisores que alimentan la depresión, la ansiedad o las adicciones.

Según el magnate, el implante del chip “no será doloroso” El proceso se asemejará a una cirugía láser ocular. Sin embargo, ya algunos expertos muestran sus preocupaciones a nivel moral y ético. Auguran implicaciones en el estudio médico.

La empresa de biotecnología Neuralink reconoció que conectar al cerebro con un ordenador ya no es un proyecto. Durante los ensayos probaron el chip de Elon Musk en un cerdo llamado Gertrude. Durante dos meses el animal hallevado implantado el dispositivo que transfiere los datos al ordenador. Con ello demostraron que el sistema es funcional.

Puedes leer: Las revelaciones de un estudio sobre las fosas de la Guerra Civil española

Al chip lo bautizaron como Link V0.9. Mide unos 8 milímetros de diámetro que se alimenta con una batería que posee un día de autonomía. El proyecto describe que para cargarlo se deberá emplear un cargador de inducción magnética.

Para su implantación se necesitará de un robot que construyó la empresa de biotecnología. El aparato realizará un injerto en una intervención clínica de menos de una hora de duración.

Elon Musk cree que su chip permitirá también la pérdida de la memoria e incluso el insomnio. Bastará con que el usuario active le función sleeping para dormir. Se acabarán las costosas pastillas.