Eurocamara - Cantineoqueteveo News
Cantineoqueteveo News te lleva toda las noticias del día de una manera objetiva e imparcial informando a la comunidad de Venezolanos en España

La Eurocámara aprobó una reforma que cambiará drásticamente el Internet como lo conocemos actualmente, hablamos de la famosa reforma sobre los derechos de autor.

Con 348 a favor, 274 en contra y 36 abstenciones, la propuesta salió adelante después  de dos años de tensas negociaciones, por parte de un sector que aún le tiene un gran rechazo.

Este es el penúltimo paso antes de que se confirme por completo la reforma

Solo faltaría el visto bueno y la aprobación de los 28 en decisión del Consejo.

Los cambios para adaptar la directiva del “Copyright” se enfrentan a los que piden más garantías para los más grandes del Internet como Google o Youtube y usuarios que lo ven como un arma de censura.

Se exigirán “filtros de carga” a plataformas como Twitter y Youtube para que puedan filtrar y que los usuarios no suban material que tengan derechos de autor. De esta forma las empresas también se evitarán cuantiosas multas.

La directiva indica a las plataformas de Internet con esta reforma que asuman responsabilidades por el material que suben a la red incluso por medio de terceros.  Con esto se busca que nadie suba contenido protegido por derechos de autor a Internet o sin dar el crédito correspondiente. Aunque es necesario un ecosistema muchas más avanzado de vigilancia que el analógico.

Lea También: Aparecen nuevos contrincantes para el rey del streaming «Netflix»

Los más afectados por la reforma son los pequeños creadores

Los filtros que propone la reforma significan para los detractores limitar la libertad de expresión y acabar con los pequeños creadores.

Aunque los defensores aseguran que facilitara la justa remuneración a los autores sin dañar a los pequeños creadores. 

Se excluyen de la normativa a obras que busquen simplemente la parodia, memes y gifs, pero los filtros podrían llegar a afectarles.

También se busca con la reforma que las empresas periodísticas protejan de mejor forma sus noticias en Internet porque en ocasiones son utilizadas sin permiso o sin dar el mérito correspondiente.

Enciclopedias como Wikipedia, o plataformas de código abierto, como GitHub, quedan excluidas de la normativa de la reforma. Además de nuevas empresas con menos de tres años de actividad también quedan excluidas.

La reforma a su vez garantiza que se pueden compartir fragmentos de noticias del Internet, más no textos enteros y siempre dando el debido crédito, esto podría afectar a páginas de noticias.   

Fuente: Redacción/El País

 

El Consejo de Ministros aprueba la mayor oferta de empleo público