Elon Musk y Jeff Bezos - CantineoqueteveoNews

Es posible que Elon Musk y Jeff Bezos guarden la misma fascinación por la Luna que sienten los poetas. La diferencia estriba en sus millones. Pero de seguro, la Luna ha hecho su trabajo de hechizo en ellos. Así ha sido para todos los humanos desde que nos juntamos con los perros a la luz de una fogata. Y veíamos a la Luna y la entendíamos aún sin hablar su lengua mágica.

Como buenos millonarios, para ambos el dinero es su herramienta más a la mano para darle forma a sus sentimientos. Por esa razón ahora se encuentran involucrados en esta nueva versión del sueño de Icaro. Quieren aprovechar la fría luz de la Luna para llegar a sus tranquilas arenas y poner banderas y fundar un pueblo.

Elon Musk y Jeff Bezos le sirven a una diosa

La misión en cuestión lleva el nombre de la hermana gemela de Apolo: Artemisa, diosa de la Luna.

Puedes leer: Aprende Toki Pona, un idioma minimalista de 120 palabras

El Blue Origin de Jeff Bezos y el SpaceX de Elon Musk se embarcarán en una misión post-pandémica lunar. La empresa lleva el nombre de la hermana gemela de Apolo, Artemisa, diosa de la Luna. Su objetivo: desarrollar sistemas de aterrizaje humano para asentar más huellas humanas en el polvo lunar.

No es como los Apolos

Este regreso tiene ambiciones diferentes y mucho más amplias que las llevadas a cabo por los Apolos.

Ahora la NASA, no estará sola. Cuenta con los magnates de la tecnología, Elon Musk y Jeff Bezos. Además, ha concedido a Dynetics parte del contrato de 10 meses que asciende a 967 millones de dólares.

La NASA otorgó a Blue Origin 579 millones de dólares, al equipo Dynetics 253 millones y a SpaceX 135 millones.

Alunizar con una mujer

Con estos contratos, Estados Unidos proyecta alunizar astronautas en el 2024. Y además veremos el fascinante momento de la primera mujer poniendo un pie en la superficie lunar.

Las contribuciones de Elon Musk y Jeff Bezos serán fundamentales para el éxito del proyecto.

SpaceX se encuentra desarrollando y refinando el diseño de su cohete Starship. Será una “nave lunar optimizada” que actualmente se construye en Texas. Esta nave puede volar muchas veces entre la superficie de la Luna y la órbita lunar. Pero lo hacesin aletas o blindaje térmico necesario para el regreso a la Tierra.

Nos volveremos selenitas

Por su parte, Blue Origin, que es propiedad Jeff Bezos, está desarrollando el Integrated Lander Vehicle (Vehículo de Aterrizaje Integrado.) Este es un módulo de aterrizaje de tres etapas que se lanzará en el sistema de cohetes New Glenn. El módulo de aterrizaje lunar, apodado Blue Moon, podrá llevar todo tipo de cargas útiles a la superficie. La nave «permitirá una presencia humana sostenida en la Luna», dijo la compañía. Y, según el director general, la empresa ya tiene unos seis clientes.

El módulo de aterrizaje utiliza tecnología que la empresa ha estado probando en su cohete New Shepard. Incluye la propulsión y la guía de precisión, así como el sistema de aterrizaje vertical.

Puedes leer: IoT en la agricultura dará buenas cosechas para la IOTA

De modo que de la mando de Elon Musk y Jeff Bezos, Estados Unidos se plantea una serie de misiones. Artemisa es la primera de una serie de empresas que permitirán la exploración humana a la Luna y Marte. Signos estos que nos permiten entrever que la Tierra ya no es aquel planeta amigable que todos debíamos cuidar. Los acelerados cambios climáticos y la posibilidad de una era de pandemias pusieron el norte en el espacio. Es tiempo de buscar otro hogar, Elon Musk y Jeff Bezos escuchan ofertas.