Backstreet Boys - Museo Grammy - Cantineoqueteveo

El grupo Backstreet Boys el más exitoso de la historia con más de 130 millones de discos vendidos; son los protagonistas de una nueva exposición que organiza el museo de los Grammy, desde este miércoles hasta el 2 de septiembre, en conmemoración de los más de 25 años de carrera del reconocido grupo.

La exposición es conocida como “Backstreet Boys: The Experience”; se apoya especialmente en artículos personales proporcionados por los miembros de la formación (incluidas imágenes y ropa de su infancia) y en decenas objetos y piezas artísticas facilitados por los fans del grupo en todo el mundo.

La moda juega un papel fundamental en la exposición, como demuestra la inclusión de los vistosos modelos que lucieron los Backstreet Boys en el videoclip de la canción “Quit playing games (With my heart)”; así como algunos por los que apostaron en las giras “Unbreakable” y “Black and Blue” tours.

Del mismo modo, la muestra incluye una cabina donde los asistentes pueden enviar sus confesiones más personales a los integrantes de la banda e incluso pueden cantar y bailar con ellos gracias a un holograma.

Lea también: Britney Spears ingresa nuevamente al psiquiátrico

Backstreet Boys

El grupo oficial de fans del grupo ha contribuido a la causa de forma decisiva, enviando más de 1.000 fotografías al museo en apenas siete días, procedentes de 35 países diferentes. Muchas de esas imágenes ahora han acabado en una de las paredes de la galería, de unos 15 metros.

Backstreet Boys siguen estando de moda y este mismo año lanzaron su décimo álbum de estudio, DNA, que debutó con el número uno de ventas en EEUU. El sencillo “Don’t Go Breaking My Heart” logró la nominación a los Grammy como mejor actuación pop de un dúo o un grupo.

“Nuestro nuevo álbum DNA es realmente el futuro hacia dónde vamos. Porque mucha gente tiene esos recuerdos y esa nostalgia de los años 90, pero esta nueva música es un nuevo tiempo.

Fuente: La Vanguardia/redacción

 

Netflix incluirá el drama romántico, “Tres metros sobre el cielo”