Tesla vs Rivian - Cantineoqueteveonews

Los expertos en motores vaticinaban que 2020 sería el punto de inflexión en el mercado de los choches eléctricos, pero no imaginaban que estallaría la guerra Tesla vs Rivian.

Ambos fabricantes estadounidenses compiten por una cuota del pastel de los futuros compradores. Pero también mantienen una fuerte rivalidad en materia de innovación. Los recelos ahora llegan a los tribunales de justicia.

Tesla demandó al también fabricante Rivian por competencia desleal. La firma presidida por Elon Musk asegura que Rivian habría engañado a empleados de Tesla para obtener información confidencial de la empresa.

Puedes leer: IOTA se halla en el radar de expectativas del Deutsche Bank

«Esta disputa surge de los esfuerzos de Rivian por apropiarse indebidamente de secretos comerciales de Tesla, información confidencial y de propiedad al reclutar empleados de Tesla y alentarlos a llevarse tal información cuando salieran de Tesla», señala la demanda presentada en el Tribunal Superior de California.

«Rivian es una pequeña empresa emergente que busca entrar en el mercado de vehículos eléctricos. Tesla es el fabricante líder mundial de vehículos eléctricos. Como era de esperar, Rivian recluta en gran medida de las filas de Tesla, algo que, cuando se hace de manera justa, Tesla respeta como conducta competitiva legítima», refiere el libelo de la demanda.

Tesla vs Rivian

Sin embargo, Tesla describe como un «alarmante patrón» la salida de sus empleados para trabajar en Rivian. Según alega, Rivian ha contratado hasta la fecha a 178 de sus extrabajadores. Incluso ahora trabajan en el área de recursos humanos de Rivian para reclutar a nuevos empleados.

En la guerra Tesla vs Rivian, esta última alega ellos obligan a sus empleados a abstenerse de introducir la propiedad intelectual de sus antiguos empleadores. Señala también que esos comportamientos van en contra de la “cultura, el espíritu y las políticas corporativas” de la empresa.

Rivian, apodada ‘la Tesla de las pick-ups’, está más cerca de quitarle una cuota de mercado a Tesla. Comenzará a producir su pick-up Rivian R1T en diciembre de este año. Tres meses más tarde arrancará la fabricación de su modelo todoterreno SUV R1S.

Los expertos estiman que ambos autos llegarán con precios más asequibles, cerca de los 70.000 dólares. De esa forma el mercado de coches eléctricos marcaría un desequilibrio notable.

Después de 11 años de haber sido fundada, Rivian, nacida en 2009, sacará a las calles su primer modelo cero emisiones. La camioneta es ensamblada en la planta de Illinois, una empresa comprada en 2017 a Mitsubishi.

Estampida de empleados

Tesla guarda con celo sus secretos. Por ello observa con preocupación la estampida de empelados que emigra hacia su competidora Rivian. Más de cien empleados se marcharon sin que pudieran retenerlos, según informa la revista especializada MotorTrend.

Según los expertos la guerra Tesla vs Rivian estalló por cuatro empleados quienes al parecer se llevaron consigo secretos comerciales. Pero Rivian insiste en que su trabajo es fruto de años de diseño y desarrollo de estrategias.

Puedes leer: La trama rusa en Estados Unidos que reclutaba periodistas en Facebook

También niegan la posible mudanza a Sillicon Valley. Se estima que los vehículos pick-up, la Rivian R1T y Rivian R1S podrían ofrecer una autonomía cercana a 400 millas. Todo ello tiene con los pelos de punta a su rival de los coches eléctricos.

A la aceleración, autonomía y bondades únicas de los Tesla le salió un serio competidor. La capitalización bursátil de Tesla es de 86.184,08 millones de dólares, la mayor cantidad jamás alcanzada por una compañía automotriz estadounidense. La escalada astronómica del valor de sus acciones se debe a que en 2019 vendió 367.500 unidades.