Steve Bannon - Cantineoqueteveonews

Steve Bannon, el exasesor del presidente Donald Trump y artífice de la campaña “Nosotros Construimos el Muro”, tuvo entre sus manos el señuelo perfecto para cometer una estafa de grandes proporciones.

A Bannon lo consideraron como el estratega clave en la campaña que llevó a Trump a la presidencia en 2016. Bajo el slogan We Build the Wall (Nosotros construimos el Muro) prometió usar las donaciones para erigir la barrera fronteriza.

La promesa consistía en edificar el muro en terrenos privados, donde las autoridades no pueden. De esa manera infló sus bolsillos con cientos de miles de dólares.

Puedes leer: Sensor IoT medirá calidad del aire y IOTA se interesa

Sin embargo, cuando ya todo parecía haberse olvidado capturaron a Steve Bannon en un yate valorado en 28 millones de dólares. Descansaba en la lujosa embarcación en la costa de Connecticut, cuando las autoridades lo arrestaron.

El acusado de 66 años, se declaró “no culpable” la imputación por estafa y conspiración por apropiarse de los fondos recaudados online. Se estima que los incautos donantes que deseaban el muro donaron al menos 25 millones de dólares.

Pero Steve Bannon salió en libertad. Un juez de la corte federal de Manhattan le fijó una fianza de cinco millones de dólares. El yate Lady May, de 40 metros de longitud, es propiedad de Guo Wengui, un chino multimillonario  fugitivo de su país. En Pekín lo buscan por fraude, chantaje y soborno.

El cebo del muro fronterizo

La campaña  “Nosotros Construimos el Muro” fue creada por otro de los acusados, Brian Kolfage, en el 2018 en el sitio web GoFundMe. En esa plataforma prometieron que no se quedarían con un centavo de las donaciones.

Pero según la acusación, Kolfage se quedó con 350,000 dólares para financiar su “lujoso estilo de vida”. Steve Bannon, por su parte, se agarró un millón de dólares a una organización sin fines de lucro. En realidad se trataba de una fachada para apropiarse del dinero de los donantes.

En la millonaria estafa con el cebo del muro fronterizo también participó Timothy Shea. Entre todos ellos montaron un tinglado para esconder el millonario fraude. “No solo le mintieron a los donantes. Hicieron un plan para esconder su desvío de fondos, creando recibos falsos y cuentas para lavar las donaciones y cubrir sus crímenes.

Sin ningún respeto de la ley o la verdad”, dijo en un comunicado Philip Bartlett, el inspector a cargo de la investigación.

Puedes leer: Novichok: La muerte rusa que se sirve en una taza de té

Durante la primera semana de la campaña en GoFundMe  recaudaron más de 17 millones de dólares.  Esto hizo que llamarán la atención de las autoridades. Así que, con la colaboración de Andrew Badolato y de Timothy Shea fundaron una organización sin ánimo de lucro. También crearon una empresa fachada para desviar los fondos y hacerse ricos.

El presidente Donald Trump dijo en la Casa Blanca sentirse “muy triste” por su exasesor Steve Bannon. Sin embargo, aclaró que hacía tiempo que no tenía relación alguna con él. Al hablar de su iniciativa, replicó que “sólo sé que no me gustó al leer de ella, dije que eso era tarea del gobierno y que no le correspondía a una persona privada”.