Perros robots - Cantineoqueteveonews

Algunos gobiernos adiestran a perros robot para patrullar las calles y mantener la distancia en la nueva era poscoronavirus.

Iniciar la desescalada constituye una tarea compleja, pues se necesitarán miles de policías para evitar aglomeraciones en espacios públicos. Sin embargo, esa tarea desde ya comenzó a ser ejecutada por increíbles androides. No se trata de una película de ciencia ficción.

En Singapur sus autoridades recurrieron a los robots de la empresa Boston Dynamics. Por su apariencia ellos tienen forma de perros y los pusieron a patrullar los parques.

Desde hace algunas semanas las personas pueden salir de casa a pasear y es allí donde entra el dispositivo electromecánico. Su labor consiste en inspeccionar los lugares de esparcimiento para recordar a los usuarios que deben mantener la distancia de seguridad.

Puedes leer: Cámaras térmicas: El artilugio indispensable en la nueva normalidad

La misión y el objetivo de los perros robots consisten en evitar los contagios sin poner en riesgo tampoco a las autoridades. Todo ello forma parte de un programa piloto que adelanta la Junta Nacional de Parques. Pronto la iniciativa podría ser replicada en otras ciudades.

El robot Spot desarrollado por la empresa estadounidense Boston Dynamics está controlado de manera remota. Con sus cámaras integradas es capaz de identificar los grupos e instar a las personas a separarse.

Los perros robots patrullan

Los desarrolladores de estos perros aseguran que no fueron instruidos para obtener datos personales. El software que llevan instalado les permite controlar el aforo de los parques.

Según las autoridades de Singapur las máquinas en una primera fase patrullarán en determinadas horas y transitarán unos tres kilómetros. Durante su trabajo emiten un mensaje pregrabado el cual recuerda la necesidad de mantener la distancia. Así evitarán en el futuro próximo posibles nuevos contagios.

Transitan con sus cuatro patas articuladas para el asombro de los asistentes a los parques. Tienen la capacidad de esquivar obstáculos, subir escalones y esquivar personas. Gracias a sus sensores y algoritmos de diseño van de un lado a otro mientras cumplen con sus tareas. Las superficies de los parques no constituyen ninguna dificultad para los perros robots.

Las autoridades de la república asiática gestionan más de 300 parques. Por ello se estima que pronto podrían incorporarse nuevos androides a las labores de patrullaje.  Las leyes en Singapur son severas. No se puede comer, escupir en la calle, fumar o incluso utilizar el wifi del vecino.

Singapur saludable

Singapur posee  uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo, según la Organización Mundial de la Salud, pues permite una cobertura universal y barata a todos sus ciudadanos. Sin embargo, la pandemia los doblegó y tuvieron que acudir a la cuarentena como medida preventiva.

Puedes leer: IOTA será la “Matrix” en el mundo industrial de la IoT

Desde el 8 de abril hasta el 4 de mayo la gente permaneció en sus hogares. Cerraron escuelas, universidades y negocios. Pero ahora mantener la distancia es vital si se quiere preservar la salud.

“Por vuestra propia seguridad por favor, permanecer al menos a un metro de distancia. Mantengamos Singapur saludable, gracias”, repiten los perros robots. Pretenden impedir una segunda oleada de contagios.