Cámaras térmicas - Cantineoqueteveonews

En la nueva normalidad tras la devastadora pandemia serán indispensables las cámaras térmicas para evitar eventuales rebrotes de la enfermedad.

Se trata de aquellos aparatos capaces de determinar si alguien tiene algunas décimas de fiebre. De ahora en adelante serán habituales en las tiendas por departamentos, supermercados, fábricas oficinas y almacenes. Ese calor que emiten los cuerpos es invisible al ojo humano, pero con estos equipos ya todo está solucionado.

Las empresas que se dedican a su confección ya notan un ostensible crecimiento de pedidos. Además en la entrada de los colegios estarán estos equipos para controlar a los niños y para tranquilidad del personal académico. Grandes corporaciones como IBM, Chrysler y Amazon adquirieron miles de cámaras térmicas. Se preparan para enfrentar los desafíos de la era poscovid. Con ellas evaluarán las condiciones de su personal.

Puedes leer: El caprichoso coronavirus se enoja con unos y perdona a otros

La frecuente toma de temperatura será una costumbre en muchos lugares durante la llamada nueva normalidad. Desde ya los comercios evalúan los lugares donde colocarán estos artilugios. Serán visibles que los clientes accedan con mayor tranquilidad.

Cámaras térmicas para todo

Si una alarma se activa los empleados del departamento de seguridad identificarán al potencial portador del COVID-19. El vigilante encargado también recibirá una alerta en su teléfono móvil. Para cerciorarse podrá pedir a la persona que pase de nuevo por la cámara.

Se cree que algunas autoridades locales tendrán que legislar al respecto para evitar problemas. Hasta qué punto se afectará la privacidad de una persona está por verse.  Algunos proponen que a aquella persona que tenga una temperatura fuera del rango normal, le podrán suministrar una mascarilla desechable.

La termografía infrarroja también será utilizada en estadios y lugares de alta concentración de personas. A los fanáticos se les tomará la temperatura corporal antes de ingresar a los recintos. Los expertos consideran que en puertos y aeropuertos también se utilizarán estos equipos. De esa manera neutralizarán la posibilidad de que algún pasajero con estado febril pueda afectar la salud de otro.

Reconocer de manera oportuna a una persona que represente un eventual riesgo será vital en la nueva normalidad. Se estima que no podrá organizarse ningún evento si no se toma en consideración esta variable contra futuras pandemias. Los encargados de seguridad podrán estar ubicados en otros lugares alejados a las puertas.

Dispositivo menos invasivo

Un indicador significativo una infección es una temperatura corporal elevada. Por ello las cámaras térmicas constituyen los dispositivos menos invasivos para chequear a las personas en grandes multitudes. Miden la temperatura de una manera fiable y sobre todo rápida. Los potenciales infectados podrían ser separados o se les brindará una atención diferente.

Puedes leer: Machine to Machine: Un idilio que IOTA ve nacer en la pandemia

Estos equipos ofrecen una imagen en tiempo real de las radiaciones de calor que emanan de un cuerpo. Mientras más elevada es la temperatura de la persona, más radiación emite. Se conoce como radiación infrarroja. Cualquier objeto por encima del cero absoluto (-273,15 grados Celsius) emite esta radiación.

Tales cámaras se utilizan desde hace mucho tiempo en vigilancia y en entornos industriales. Se utilizan en fundiciones  donde una variación mínima de temperatura resulta vital.