lady gaga met ' cantineoqueteveonews

Lady Gaga llegaba a la alfombra rosa de la gala MET 2019 con un vestido capa inmenso en color rosa fucsia de Brandon Maxwell, montada de un carrito de bebidas y sombreros rosa como los de su último disco ‘Joanne’ con un letrero que dice ‘House of Gaga’. Llega con ese look al que media docena de guardaespaldas protegen con varios paraguas.

«Ha vuelto de nuevo a sus orígenes», se comenta. Pero todo esto tiene truco, la cantante se empieza a quitar capas y se queda con un vestido negro; de palabra de honor y falda abullonada, a continuación, se queda en otro de tubo que vuelve a ser rosa fucsia como el primero y empieza a hacer gestos con un teléfono gigante, como solía hacer en su famoso ‘Telephone’; pero esto no acaba aquí, cada vez se va simplificando quitándose capas y vestidos. Por último se queda siendo ella, puramente  Lady Gaga.

Aunque con unas pestañas postizas infinitas mezcladas con detalles en dorado y plumas, pero en ropa interior; llena de transparencias y con gestos divertidos delante de todas las cámaras.

Lady Gaga una de las famosas mas esperadas de la noche

Todos los diseños que lleva, desde la capa más superficial hasta la más interna, son del diseñador Brandon Maxwell, con quien también posa en esta famosa y esperada ‘red carpet’. Como ya se sabe, ella es la anfitriona de esta gala del año por eso su pronta llegada.

Además, según publicó en su cuenta de Instagram, se había dejado de depilar para completar aún más el look. ¿Ha querido dar a entender toda su carrera estilística a base de esos cuatro estilismos? Lo que ve la gente y mostraba en un principio y lo que hay debajo, lo que es en realidad. Y demostrar que su esencia no reside en sus capas; sino en ella misma y que sólo volverá a «esconderse» entre tanta fantasía para algo puntual, pero no de forma habitual.

Lady Gaga superaba la prueba, sin arriesgar demasiado. Pero lo que el público desconocía era la performance que estaba a punto de interpretar; cuando los focos ya empezaban a bajar de intensidad, un extraño viento hizo levantar la capa fucsia y dejó ver el segundo vestido.

El color negro prevaleció en la alfombra rosa

Era un traje negro, palabra de honor con escote asimétrico y volumen en uno de los laterales. El público enmudeció. Ella, cogió uno de los paraguas de los bailarines y posó. Y como si la canción de Queen ‘Show must go on resonara en la gala Met 2019 a todo volumen Lady Gaga:mejores looks se quitó también el vestido negro.

Pero la cantante dejó el plato fuerte para el final. Sí, de esos que te dejan con el gusanillo de más. Nadie podía esperar que debajo del ajustado vestido rosa hubiese espacio para alguno más. Entonces se lo quito y se quedó, literalmente, en ropa interior.

Allí culminó su show; Lady Gaga:mejores looks, vestida como en ‘Telephone’, con unas botas con plataformas al más puro estilo drag queen trajeron de vuelta su alter ego.

Fuente:Redaccion/Elle