Hamish McRae - Cantineoqueteveonews

Resultó un alivio para su amigo verlo caminar entre la gente y aproximarse a la mesa donde lo esperaba. El rostro de Hamish McRae, aunque algo cansado, también revelaba satisfacción por el encuentro.

El saludo fue sentido. “¡Finalmente lo lograste!”, le dijo el amigo emocionado mientras lo abrazaba. Y es que no era poca cosa la hazaña realizada por su colega periodista. Estuvo desaparecido de la vida pública durante una semana. Ni siquiera su familia podía dar razón de su paradero. Solamente su mejor amigo estaba al tanto de lo que había ocurrido con Hamish McRae.

Sucede que el famoso escritor había sido contactado desde el futuro, exactamente desde el año 2050. La máquina del tiempo es una realidad en ese año y el futurólogo fue invitado a echarle un vistazo al porvenir. Esto le ahorraría analizar sesudas proyecciones y tendencias de índices económicos y poblacionales. De modo que sin dudarlo, se embarcó en este insólito viaje a la mitad del siglo en curso.

Hamish McRae en el túnel del tiempo

“Comprenderás que hay detalles que no te puedo revelar”, le explicó a su emocionado amigo.

“Pero al menos podrás contarme generalidades, ¿Cierto?”.

“Por supuesto, pero también debes saber que viajar en el tiempo produce efectos secundarios en el cuerpo.”

“¿A que te refieres? Espera, ¿Quieres que te ordene un café? ¡Aquí sirven Kopi Luwak!”

“¡Esa es una de las idioteces que debemos evitar inmediatamente!”, respondió molesto Hamish McRae. Eso es lo primero que voy a revelar del futuro. El desastre ambiental producido por nuestros hábitos de consumo se va a incrementar. La lucha contra el cambio climático y el deterioro ambiental seguirá siendo encarnizada. Aun así el problema empeorará. Así que no contribuyas a la extinción de las pobres civetas con tu exótico café.”

“¿Decías acerca de los efectos secundarios?”

“Pues el viaje afecta tu visión. Todo se ve borroso y también la capacidad de escuchar con claridad se ve reducida. Eso sin contar con una sensación permanente de mareo y confusión. A pesar de todo esto, la información que traje es confiable.”

“¿Retornaste con algún objeto de 2050?”, preguntó con gran curiosidad el amigo.

“Imposible. Tanto el viaje de ida como el de vuelta lo hice completamente desnudo. Entras sin ropa en un túnel exactamente igual al de la vieja serie de televisión.”

“¿Te refieres al Túnel del Tiempo?”

“Exactamente. Caminas unos pasos dentro del túnel hasta que salen unas chispas. Luego crees que vas a morir electrocutado, escuchas una explosión y de pronto estás en el futuro”

“¿Y quiénes te recibieron? ¿Cómo fue la llegada? ¿En dónde estabas?”

“Esos son los detalles a los cuales me refería. De nada de eso puedo hablar. Baste saber que ni siquiera en ese año los viajes en el tiempo son de conocimiento público.”

“¿Qué me puedes revelar entonces?”, inquirió con tono resignado su interlocutor.

Superaremos a los conejos

“Vamos a ser muchos, amigo. Nos vamos a reproducir con verdadera furia. ¡10.000 millones de almas habitaremos este planeta para el 2050!”

“Pobres en su mayoría, supongo”

“No, y esto te sorprenderá, tres de cada cuatro serán de clase media. El crecimiento de la clase mundial se nutrirá sobre de las enormes burguesías emergentes de China e India. Incluso el continente africano aportará población en este estrato social. Esto afectará al liderazgo intelectual de EE.UU.”

“¿De qué manera, si se puede saber?”

“Pues tendrán que acomodarse al flujo de ideas procedente de las nuevas masas educadas del mundo emergente.”

Vida de clase media decente

“¿Y los avances tecnológicos? ¿Qué lograste averiguar?”

“Confórmate con lo que te voy a decir. Los avances tecnológicos permitirán un estilo de vida decente a la mayoría de la población mundial.”

“¿Los países poderosos seguirán siéndolo?”

“Los Estados Unidos seguirán siendo la región más vibrante y mantendrá su visión de futuro. Será más poderosa que China en su lucha por la influencia mundial. El resto del mundo anglófono, incluidos los países de las Islas Británicas se alinearán con ellos. Curiosamente el idioma y la cultura se convertirán en factores unificadores más importantes que la proximidad física.”

Una China menos ambiciosa

“¿Es decir que China no va a ser la gran potencia económica del futuro?”

“¡Claro que sí! Solo que tendrá otros objetivos. Su población empezará a declinar y envejecer en las próximas décadas. Eso desviará sus prioridades de la conquista mundial hacia la seguridad y el cuidado de su propia gente.”

“Vamos amigo, por los viejos tiempos, ¡revélame algo más sorprendente!”

Dos eventos difusos

Hamish McRae es conocido por su susceptibilidad ante la amistad verdadera. Por esa razón se atrevió a cruzar cierta línea en sus revelaciones.

“Está bien, pero lo que te voy a decir, lo haré con el tono de una suposición. Tú verás como interpretarlo. Perdona que sea tan críptico pero hay mucho en juego en esto. Son dos eventos.”

“De acuerdo, puedo vivir con eso”

“Supongamos que descubrimos que no estamos solos en el universo. Que hay otras civilizaciones que nos harían repensar todo sobre nuestra especie.”

“¡Wow, esa es grande!”

“Y supongamos que llegamos a entender lo paranormal. Prever que algo va a suceder cuando todavía no hay una explicación racional para cómo lo hacemos. Eso también haría del mundo en 2050 un lugar muy diferente, y quizás uno mejor.”

Esta vez no hubo respuesta. Su amigo guardó silencio y se dio cuenta que el encuentro había terminado.

“¡Ah! Un bono extra. Shakira se mantendrá bonita y seguirá cantando en eventos deportivos,” dijo finalmente Hamish McRae al levantarse de la mesa.