Cantineoqueteveo News - red-social-twitter-religioso

La red social Twitter empezó el martes a filtrar contenidos inapropiados basados en la religión; como parte de su esfuerzo por evitar los discursos de odio.

De ese modo, la compañía del pajarito es consciente de esto y está luchando por evitarlo; por ello, según informa TheVerge van a intentar acabar con aquellos mensajes que deshumanicen a los grupos religiosos.

En una actualización de su política; la red social twitter anunció que retiraría el “lenguaje deshumanizante” dirigido a grupos religiosos concretos.

“Tras meses de conversaciones y comentarios del público; de expertos eternos y de nuestro propio equipo, estamos ampliando nuestras reglas contra las conductas de odio para incluir el lenguaje que deshumaniza a otros basándose en su religión”, escribió el equipo de seguridad de Twitter; que mostró como ejemplos a retirar la descripción de miembros de alguna religión como “repugnantes” o “sucios animales”.

Ademas, la red social twitter eliminará ese tipo de tuits cuando sean denunciados; los mensajes escritos antes de la actualización que rompan la nueva regla también serán retirados; pero las cuentas de origen no serán suspendidas.

De cierto punto la red social twitter como otras redes sociales han estado probando diferentes maneras de eliminar contenidos ofensivos; y de odio mientras las plataformas permanecen abiertas.

Los servicios digitales también han enfrentado acusaciones que aseguran que las restricciones pueden acabar con algunas opiniones políticas; sin embargo, en una de las redes sociales más tóxicas de internet.

Lea también: “Vistima” y “Reketon” en trending topic por redes sociales ¡Descubra la razón!

El mes pasado, Twitter anunció que añadiría etiquetas de advertencia a los tuits de funcionarios; y políticos que incumplieran sus reglas; un movimiento que podría afectar a la cuantiosa producción del presidente estadounidense Donald Trump.

Recodemos que en la Casa Blanca se está celebrando una “cumbre de redes sociales” donde se han invitado a críticos conservadores de las Big Tech; pero lo cual han excluido a las grandes plataformas digitales.