Kirk Douglas - Cantineoqueteveonews

El centenario y legendario actor Kirk Douglas fallecido hace algunos días no deja de sorprender incluso después de su muerte.

Su prolífica carrera lo catapultó como el último gran monstruo sagrado de Hollywood lo recuerdan como el protagonista de Espartaco. Se lució con aquella película de 1960 galardonada con 4 premios Óscar.

El guion se basó en un gladiador que organizó a su pueblo contra la tiranía romana. Desde entonces Kirk Douglas se convirtió en un eterno gladiador contra las injusticias de la industria cinematográfica.

En aquella época siempre lo vincularon con promover ideas socialistas. En realidad fue un eterno anti macartista, contrario a las acusaciones sin fundamento  subversión o traición a la patria, sin el debido respeto a un proceso legal.

Puedes leer: Conseguir citas en línea podría ser un panal sin miel

El longevo actor tras fallecer en California a la edad de 103 años dejó establecido que toda su herencia fuese a parar diferentes organizaciones benéficas. Dejó a su hijo Michael Douglas sin un centavo. Espartaco conforme a sus principios de ayudar a aquellos que no podían ayudarse a sí mismos donó toda su fortuna estimada en 61 millones de dólares.

Kirk Douglas pagó por su antimacartismo

Cuando celebró su 99 cumpleaños donó 14 millones de dólares para construir una residencia para actores con Alzheimer. Douglas protagonizó 92 películas. Mantuvo una extensa carrera que se extendió durante siete décadas. Por su labor estuvo nominado en tres ocasiones al Oscar como mejor actor. Sin embargo, fue sólo en 1996 cuando obtuvo la estatuilla en reconocimiento a toda su carrera.

Aprendió a soportar el rechazo de Hollywood hacia los actores que propugnaban ideas socialistas. Aun así jamás ocultó su izquierdismo y se enfrentó al macartismo. Por ello siempre lo relacionaban con las ideas comunistas que surgieron en la década de 1950.

Hijo de campesinos judíos de origen ruso nació en Nueva York en noviembre de 1916. Estudió Filosofía y Letras en la universidad de St. Lawrence y tras finalizar Kirk Douglas obtuvo una beca en la Academia Norteamericana de Arte Dramático de Nueva York.

Militar y actor de primera

Intentó incursionar en el mundo teatral en Broadway, pero en 1942 lo llamaron para sumarse a las filas de la Armada. El actor tras desempeñarse como oficial de telecomunicaciones en el Pacífico, regresó y se casó con la actriz Diana Dill. Consiguió un papel en El extraño amor de Martha Ivers (1946).

Luego Kirk Douglas se distinguió en la película  Carta a tres esposas (1949). Ese mismo año lo nominaron  al Oscar como mejor actor por El ídolo de barro. Justo con este filme se dio a conocer como actor de carácter. Pero no pudo ocultar sus ideas que se materializaron luego en vetos y rechazos en la industria cinematográfica.

Después del deceso del afamado actor y el reparto de la herencia, su hijo Michael Douglas no se ha pronunciado. Tal vez comparta la decisión de su padre de destinar la fortuna a les personas que más la necesitan. Por lo pronto parece que no la necesita. Según medios estadunidenses cuenta con 300 millones de dólares, dinero más que suficiente para vivir cómodo y recordar a su controvertido padre.