Amor propio - cantineoqueteveonews

El concepto de amor propio implica que se ha establecido un diálogo interior satisfactorio y; positivo que desemboca en nuestra aceptación personal. Dicho con otras palabras, nos aceptamos y en consecuencia nos queremos. Una vez logrado este equilibrio anímico es posible hablar del amor propio.

El amor propio es ese músculo que todos deberíamos ejercitar a la perfección y en cada momento. Aunque eso sí, más que una acción, es un estado mental y emocional, ese en el que sentirnos bien con nosotros mismos.

En este sentido, el amor propio es importante para vivir bien. Influye en la forma en que nos relacionamos con los demás, en la imagen que proyectamos en el trabajo y en el modo en que hacemos frente a los problemas.

Asimismo, cabe decir que estamos ante una dimensión fundamental para nuestro bienestar. Su destello, la energía con la que nos hace movernos y desenvolvernos, garantiza por ejemplo que elijamos mejor a las personas que conforman nuestra vida. Implica además que podamos enfrentarnos con mejores recursos a cualquier desafío, sea grande o pequeño.

Por así decirlo el amor propio es un estado de aprecio que va surgiendo a medida que hacemos cosas por nosotros mismos. A medida, por ejemplo, que invertimos en nuestro desarrollo psicológico, emocional y espiritual. Es una dimensión dinámica que nos permite madurar en fortalezas, en calidad de vida…

Del mismo modo, se recomienda cultivar relaciones y amistades constructivas alejándote de las personas tóxicas, desarrollar habilidades de interacción social; ejercitar la mente y aprender a relajarse, estar atento a las necesidades vitales personales, atreverte a amarte a ti mismo, reforzando tu autoestima, lo cual, eleva el amor propio, tratar de ser auténtico, pues muchas veces intentamos ser lo que los demás desean, desarrollar tu potencial, según las capacidades individuales que te pueden destacar de los demás, entre otras medidas.

Amor propio 2 - cmide

“Ámate a ti mismo primero y todo lo demás vendrá a continuación. Realmente tienes que amarte a ti mismo, para conseguir hacer algo en este mundo”.

-Lucille Ball-

 

Fuente: El Panorama