El satélite Sucre-Cantineoqueteveonews

El satélite Antonio José de Sucre (VRSS-2); lanzado al espacio en octubre de 2017 podría emplearse como un instrumento geoestacionario en función de afinar los mecanismos de supervisión y monitoreo del tiempo atmosférico y el clima; informó este miércoles el presidente del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inameh), José Ramón Pereira.

“Estamos estudiando el tercer satélite para que sea geoestacionario y poder tener nuestro propio satélite de observación”, apuntó Pereira.

Destacó que la nueva aplicación del VRSS-2 romperá la dependencia con el satélite geoestacionario estadounidense.

También indicó igualmente que emprenden la renovación del equipamiento de las estaciones hidrometeorológicas y radares meteorológicos; así como jornadas de formación de los trabajadores, a fin de perfeccionar las alertas tempranas de fenómenos climáticos.

En la planificación también se suscriben actividades formativas destinadas a la elaboración de estrategias de alerta; temprana y proyectos de evacuación ante la ocurrencia de eventos socionaturales.

Lea También:DHL suspendió envios entre Estados Unidos y Venezuela

De este modo, Pereira precisó que este jueves visitarán las parroquias de Antímano y Las Mayas, en Caracas; El satélite Sucre con el fin de instruir a la población en cuanto a la fabricación de pluviómetros; instrumento que permite medir la cantidad de lluvia; la propuesta está sometida a un proceso de evaluación por parte de expertos de la Agencia Bolivariana para Actividades Espaciales y el Inameh

“Los enseñaremos a hacer pluviómetros con material de PVC (policloruro de vinilo) y botellas plásticas para que comiencen a monitorear; cuál es el tipo y la cantidad de precipitación para realizar planes de evacuación en la comunidad”, dijo.