Catedral de Alcalá de Henares

El pasado martes 2 de abril; aproximadamente 150 personas pertenecientes a la comunidad LGBT; se manifestaron a las afueras de la Catedral de Alcalá de Henares, y unas 30 irrumpieron dentro de la catedral.

Quienes entraron, profirieron consignas contra la Diócesis Mons. Juan Antonio Reig Pla; motivadas por el rechazo hacia unos presuntos “cursos para curar la homosexualidad”, que; según información divulgada por un medio digital, estas se imparten en la diócesis.

Un día antes de la manifestación; a través del medio “eldiario.es”; se publicó una noticia, donde un periodista se hizo pasar por un “joven que quería cambiar su orientación sexual”; por medio del programa que supuestamente ofrecen en el Centro de Orientación Familiar Regina Familia; dependiente de la Catedral de Alcalá de Henares.

Lea También: Orgullo Gay de Madrid 2019 ya tiene pregonera: ¡Mónica Naranjo!

El Obispado de Madrid, calificó como falsa la noticia, horas más tarde de su publicación. Sin embargo eso no detuvo a las casi 150 personas que se manifestaron durante más de una hora a las afueras de la Catedral de Alcalá de Henares.

Las consignas del grupo que irrumpió a la diócesis no se limitaron a demostrar un simple descontento; también, añadidas, se arrojaron frases de fuerte repudio como; “fuera de Alcalá”, “alabaré al mar***n”; hacia la Diócesis de la Catedral de Alcalá de Henares.

El Obispado de la Catedral de Alcalá de Henares dio sus respuestas

El 2 de abril, desde la Catedral de Alcalá de Henares; el Obispado divulgó un comunicado; en el que referían a que la información de eldiario.es, respecto a los “cursos para curar la homosexualidad”;

“van desde la absoluta falsedad a la desinformación”

Agregaron del mismo modo, que las noticias divulgadas por el medio digital; pretenden hacer daño y que se suma a una operación para provocar miedo; y así coartar la libertad de la iglesia.

Se detalló que el acompañamiento que parte en el Centro de Orientación Familiar Regina Familiae; que depende de la Diócesis de la Catedral de Alcalá de Henares, es “integral, pastoral y espiritual”.

Y así, se agregó al comunicado, que la iglesia recuerda que, desde:

“el respeto y el amor que se deba a todas las personas, al tiempo que no renuncia a acoger y acompañar a las personas que libremente lo soliciten”

Catedral de Alcalá de Henares

La comunidad LGBT,  la Iglesia y la Ley

Estas fechas no fueron las únicas determinantes para los sucesos a las afueras de la Catedral de Alcalá de Henares; también el pasado 6 de abril, la comunidad LGBT, acudió al llamado de la asociación DiversAH; y se concentraron nuevamente ante la diócesis.

Bajo el lema “Mi orientación no necesita curación”; más de un centenar de personas de la comunidad LGBT; se concentraron a las afueras de la diócesis.

Lea También: El sacerdote gay que salió del closet y soltó la sopa del vaticano en plena misa

Estas actividades se desarrollaron en medio de un fuerte despliegue policial; que se activó para prevenir los posibles ataques de colectivos de ultraderecha; que presuntamente merodeaban las calles cercanas a la Catedral de Alcalá de Henares.

Esto, no es un reducto mínimo de un conflicto cultural; tiene sus precedentes legales; que son los que motivan la manifestación contundente de los miembros de la comunidad LGBT.

La Ley de protección Integral Contra la LGTBfobia, promulgada por la comunidad de Madrid en el año 2016; en su artículo 70, establece la prohibición de:

“cualquier tipo de curso o terapia para cambiar la orientación sexual de una persona, aunque sea el interesado quien lo solicite voluntariamente participar en ellos… Y quienes los imparten pueden enfrentarse a multas de más de 45 mil euros”