Ciclón Idai

Con vientos de 177 kilómetros por hora, el Ciclón Idai atravesó el litoral de Mozambique; hace dos semanas. La ciudad más afectada fue una urbe portuaria de Mozambique llamada Beira. Según la Cruz Roja El 90% de esta ciudad; conformada por más de 500.000 habitantes, fue devastada.

“La urbe ha pasado a convertirse en casi fantasma, muchas casas han quedado totalmente destruidas, no hay agua potable ni energía eléctrica y los establecimientos comerciales e instituciones públicas han tenido que echar el cierre por el azote del ciclón”

Las labores de rescate siguen un intenso y extenuante itinerario para lograr rescatar a las víctimas afectadas que; el Ciclón Idai ha arrasado a su paso; como en los distritos vecinos a Beira. Entre ellos Búzi, Chibabava,  Muanza, Mossurize y Sussundenga.

Miles de afectados se encuentran sobre los tejados de las pocas casas que quedaron luego del ciclón. Algunos otros pasan horas enteras en las copas de los árboles, resguardandose de la corriente de agua; causadas por el desbordamiento de los ríos locales.

Lea también: Tiroteo en Nueva Zelanda deja una cifra de 50 muertos

El ciclón avanzo por los países vecinos Zimbabue y Malaui. Dejando entre todo una estimación que según señala el Programa Mundial de Alimentos de la ONU; de 1,7 millones de afectados por el paso del Ciclón Idai.

Oficialmente en Zimbabue, el ministro Julio Moyo, ha contabilizado una cifra de 98 personas; pero que aún la cifra podría ascender pues

«Hay cuerpos que están flotando, algunos (llegando) hasta Mozambique»

En Malaui, por su parte, se conoce que hay 56 muertos, casi un millón de afectados y más de 80.000 personas que se han visto forzadas a abandonar sus hogares.

Ciclón Idai

El paso del Ciclón Idai no es la única de las preocupaciones

Las autoridades en Mozambique prevén que hay una necesidad imperativa de prepararse para; una epidemia inevitable de enfermedades transmitidas por el agua.

Los primeros casos de cólera, malaria y tifus fueron reportados tras los resultados del Ciclón Idai. El ministro de Tierra y Medio Ambiente de Mozambique, expresó que el gobierno y las agencias humanitarias alertaban y trabajaban sobre; la aparición de las enfermedades altamente mortales para el estado de vulnerabilidad en el que; el paso del ciclón había dejado a los habitantes.

Lea también: Los Boeing 737 MAX pudieron salvarse, según The New York Times

Desde otra perspectiva, los daños se extendieron de tal manera que los equipos de rescate se encargan de; realizar sus labores desde helicópteros y botes para poder llegar hasta las personas que han sobrevivido a la tragedia.

Han tenido que combatir con duras condiciones; en las que la peor en la habrán podido conseguirse es con el aislamiento de cada cúmulo de personas. Esto se debe a que el acceso es bastante limitado porque el agua separa mucho las posibilidades de los rescatistas y las víctimas.

El presidente de la Organización Sudafricana de Rescate “Rescue”, Ian Scher; ha asegurado que

«Tenemos que tomar decisiones difíciles. A veces solo se puede salvar a dos personas de cada cinco. A veces les dejamos comida y vamos a socorrer a otras personas que están en mayor peligro»

La oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, de las Naciones Unidas; expresó desde sus instancias, que las próximas 72 horas significaron una etapa crítica para Mozambique.

Desde entonces, han pasado aproximadamente 2 semanas, en las que se ha visto un duro desenvolvimiento en la recuperación de la Nación y sus vecinos también afectados por el Ciclón Idai.

Fuente: El País / Redacción