Analfabetismo digital - Cantineoqueteveonews

Los ciberdelincuentes, miembros de una estirpe que encarna una realidad macabra, llegaron para quedarse y hacer caja con el analfabetismo digital.

Los bandidos cibernéticos cobran nuevas víctimas a cada hora, pero no siempre atacan a los iletrados de las nuevas tecnologías.  Mal de muchos, consuelo de tontos dirían los abuelos a quienes tienen como víctimas predilectas los estafadores que operan en la red.

El mundo reclama una educación tecnológica urgente para reducir el analfabetismo digital. Con ello se neutralizarían los habituales fraudes. El 91,4 por ciento de los hogares españoles según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Sin embargo, los adultos mayores siguen sin sumarse al uso de las nuevas tecnologías.

Para Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos​ el 93% de los europeos adultos no maneja con soltura el ordenador. A la mayoría se muestra incapaz de utilizar el ordenador y mucho menos ejecutar una tarea compleja.

Y los ciberdelincuentes cada día ponen la vara más alta. Los chavales que se la pasan todo el día conectados se suman a las víctimas preferidas de ellos. Las aplicaciones más simples como Whatsapp y las sociales como Facebook son terrenos fértiles.

Abalfabetos a salvo

Los bulos y fake news se suman a la era de la manipulación digital. Mientras tanto los community manager que se suponen duchos en materia tecnológica suelen replicar noticias falsas y videomontajes.

Los rufianes cibernéticos saben que Internet es un campo hostil para el analfabetismo digital. Pero también lo es para aquellos jóvenes que viven rodeados de aparatos “inteligentes”.

Puedes leer: Tratamiento del crimen en el cine incrementa la hibristofilia

De acuerdo con un informe «La Brecha Digital en España» el 47% de los españoles tiene un nivel de formación TIC (tecnologías de la Información y la comunicación) bajo o inexistente. Como brecha digital se entiende a la desigualdad entre las personas conocimiento de las TIC y las que no. Estos desequilibrios generan a la vez desigualdades sociales.

Las viviendas que cuentan con internet en España señalan como principales motivos: porque no lo necesitan (75,5%), por falta de conocimientos para usarlo (51,3%) y por los altos costes del equipo (28%). En la mayoría de los hogares cuentan con un ordenador.

Hoy los chavales hacen todo por Internet. Se divierten, se informan, aprenden, leen y hacen la tarea. Recientes encuestas indican que para hacer esta última actividad, 8 de cada diez consultados recurre a Wikipedia.

Analfabetismo digital

Los jóvenes sólo se queda con esa fuente. No la utilizan como el punto de partida para seguir avanzando en la investigación. Copian, pegan e imprimen. Al día siguientes entregan la tarea al docente sin contrastar fuentes o apenas reflexionar.

La alfabetización digital no es más que la capacidad que tiene una persona para acceder, comprender y utilizar reflexivamente las tecnologías. También para crear nuevos contenidos y saber comunicarlos”.

Esta falta de profundidad lo transforma en una presa fácil para los ciberdelincuentes. A todo ello se le suma que a las personas mayores de 50 años se les dificulta manejar con destrezas las TIC. Esta nueva realidad macabra llegó para quedarse.