Venezuela es considerado para muchas organizaciones ambientales un país ecológico; pese a la contaminación y quema existente.

Los primeros meses de este año Venezuela sufrió más de 700 incendios forestales pero en apenas un mes de lluvia se ha recuperado. Montañas, ríos y quebradas que estaban secos volvieron a la vida con la lluvia que ha caído.

Los campos siguen reverdeciendo luego del verano fuerte que tuvo el país suramericano desde principio de año. La tala y la quema fue indiscriminada este año, cerros, árboles y quebradas quedaron secas en meses.

Venezuela es verde a pesar de todo

Pese a tener las reservas de petróleo más grandes del mundo, Venezuela se sigue viendo verde. Solo en Caracas hay una contaminación fuerte pero la misma no llega a dañar todo el territorio.

De igual modo Caracas, cuenta con un filtro que tiene desde antes de su creación como lo es el Ávila. El parque nacional purifica a la capital y fue uno de los que conservó agua en sus quebradas y ríos.

La organización Venezuela Verde destacó que el país sigue siendo un país de ecología. «Las personas están reciclando, recolectando vidrio y cartón, eso mantiene el equilibrio», dijo Raúl Patiño, director.

Comentó Patiño que muchos países en la actualidad tienen escasez de agua; pero las reservas de aguas nacionales son excelentes.

Cuidar el ambiente, es tarea de todos

Resaltó Patiño que la tarea en las próximas décadas es cuidar al país y no contaminarlo. Expresó que a pesar e que hay playas contaminadas se deben hacer más operativos para recuperar a las mismas.

Dijo que hay que cuidar los parque nacionales, como también enfocarse más en lo que son los animales en peligro de extinción. «Muchos de estos animales viven en territorio venezolano; hay que cuidar un poco más la fauna», dijo.