Los barrios más peligrosos de México se formaron en su mayoría luego de la década de los setenta. Los mismos hoy en día los mismos están de primeros en nivel de peligrosidad del mundo.

Muchos de estos barrios de México datan de los años setenta pero que se volvieron peligrosos gracias a las mafias. La falta de educación hizo que estos barrios se formaran sin control.

Hoy luego de casi ciencuenta años la mayoría de los barrios son impenetrables, y siguen en igual de malas condiciones de vida.

De todo en Ciudad de México

Ciudad de México es una de las urbes más pobladas del mundo, en las cuales se ven los niveles de desigualdad social; a simple vista.

Lee también:Investigan a patrulla Fronteriza por burlarse de los migrantes en Facebook

Hay zonas verdaderamente cuidadas como también otras totalmente desprotegidas y es lo que más se ve en México. Cerca de 35 millones de personas viven en la capital, anteriormente conocido como Distrito Federal.

Los barrios de México más peligrosos

Chimalhuacan es uno de los barrios más peligrosos, por más tesis de arte que se han dedicado a esta barriada no ha cambiado. Se ha tratado de buscar lo positivo y se consigue pero siguen existiendo calles impenetrables.

Hasta ahora los planes para humanizar estas zonas han sido blandos y los mismos siguen peligrosos.

Iztapalapa, una de las zonas más marginadas de México y de la capital, pocas son las horas que el estado les ha dedicado. No hay planes de rescate a la juventud las mismas pertenecen en su mayoría a bandas.

La Joya y El Hoyo marcan las zonas más peligrosos de Iztapalapa, igualmente los servicios de agua y aseo faltan.

Barrio Norte, el mismo aparece entre los más duros de todo el mundo. En el terremoto de 1985 el barrio contó con personas que escaparon de las cárceles para guardarse en el lugar.

El mismo es famoso por sus balaceras diarias y zonas de alto secuestro. Se dice que en su mayoría hay delincuentes de todo el continente formando el barrio.

Las ventas de drogas abundan en San Felipe de Jesús que es famoso por ser un barrio central. Muchos de sus habitantes viven en pobreza extrema.