Van gogh-arma-vendida-cantineoqueteveonews

En Francia es vendida por 162.000 euros; el arma con el que supuestamente Vincent Van Gogh se disparó a sí mismo, causándole la muerte.

El artista impresionista y autor de obras como ‘La noche estrellada’ o ‘Los girasoles’.

La propia casa de subastas había estimado un precio de salida de entre 40.000 y 60.000 euros; si bien el hecho de que no se haya podido probar de manera concluyente que fuera el arma causante de la muerte ha rebajado su precio inicial.

El tipo de arma, su calibre, su estado y la ubicación y las circunstancias del hallazgo sugieren que es el arma; según informa el medio especializado The Art Newspaper’.

¿Suicidio o asesinato de Van Gogh?

El Museo Van Gogh de Ámsterdam cuenta en su página web con un listado de 125 preguntas; que indagan de forma didáctica en la personalidad y en detalles concretos de la obra del pintor neerlandés.

En mayo de 1890, dos meses antes de su muerte, a los 37 años, se instaló en un albergue de la localidad de Auvers-sur-Oise; al norte de París. El domingo 27 de julio se disparó en el pecho con el revólver que le había sustraído a su anfitrión. Dos días después, la muerte puso fin a la agonía y el sufrimiento.

Este es el relato de los hechos que se expone desde el Museo Van Gogh; pero que otros investigadores han tratado de refutar.

Gregory White Smith y Steven Naifeh, autores de Van Gogh: la vida (2011); defienden que el pintor impresionista no se suicidó; sino que recibió un disparo, de forma accidental, de un joven de 16 años de nombre René Secrétan, que se encontraba en el pueblecito francés durante sus vacaciones de verano.

No obstante, los curadores del Museo Van Gogh y la mayoría de los especialistas están convencidos de que fue un suicidio.

Aunque el arma no proporciona una respuesta definitiva, ciertamente respalda la teoría del suicidio.

El suicidio de Van Gogh también es controvertido; puesto que algunos expertos en su obra sostienen que fue víctima de un homicidio imprudente.

Salen nuevas versiones sobre la muerte de Princesa Diana de Gales