con coronavirus - Cantineoqueteveonews

La detección de animales con coronavirus ha sido una faceta primordial desde el comienzo de la pandemia. Esto se debe a que el virus que causa la COVID-19 pertenece a la familia de coronavirus que causan la enfermedad en una variedad de mamíferos. De allí, el papel que juega esta identificación en la propagación de la afección.

Willy Weir, Profesor de Enfermedades Veterinarias Infecciosas de la Universidad de Glasgow formó parte de una investigación centrada en la mascota más popular del Reino Unido: los gatos. Una encuesta de 2019 reveló que hay casi 11 millones de felinos en los hogares de todo el país.

Felinos con coronavirus

La preocupación pública sobre los felinos comenzó cuando se descubrió que los tigres y leones del zoológico del Bronx en Nueva York estaban infectados con coronavirus. También ha habido informes esporádicos de gatos de hogares con COVID-19 en Hong Kong, Bélgica, Francia, España y los EE.UU.

Además, están los antecedentes. Las pruebas sugieren que este virus surgió en los murciélagos. Investigadores de la Universidad de Glasgow han determinado recientemente que el subtipo de coronavirus al que pertenece el virus, ha estado circulando en la población de murciélagos desde la década de 1940.

Puedes leer: IOTA, la 6G y porque los estados guerreros se impacientan

Así que tiene sentido que los investigadores reflexionen sobre si el virus puede ser transmitido a los animales de compañía. Determinar si estos animales pueden mostrar síntomas de infección y si pueden desempeñar algún papel en la epidemiología de la enfermedad.

¿Y los gatos británicos?

Entonces, ¿podría la población de gatos domésticos en el Reino Unido estar involucrada con coronavirus? El grupo de investigadores que acompañó a Weir decidió averiguarlo. Un artículo de The Conversation recoge su hallazgo.

El primer paso consistió en la toma de muestras respiratorias de gatos en todo el Reino Unido. Paralelamente se hizo un llamado a los veterinarios pidiendo muestras de los casos sospechosos de gatos con coronavirus.

Después de examinar cientos de muestras, finalmente se detectó un gato con coronavirus en el sur de Inglaterra. Muestras presentadas a veterinarios de la Agencia de Salud Animal y Vegetal revelaron que este gato había desarrollado una respuesta de anticuerpos.

Esto demostraba que efectivamente había experimentado una infección genuina y que no se trataba de un caso de contaminación de la muestra. Las circunstancias indican que el gato contrajo el virus de sus dueños, que previamente habían dado positivo.

El gato con coronavirus había estado experimentando síntomas leves, incluyendo ojos llorosos y nariz mocosa. Estos signos son consistentes con la infección del virus del herpes felino, para la cual este gato también dio positivo. No hay evidencia de que la COVID-19 estuviera enfermando a este gato y afortunadamente, él sus dueños se han recuperado completamente.

Sólo un puñado de gatos

Es importante apreciar que, hasta la fecha sólo se han detectado un puñado de gatos con coronavirus en todo el mundo. Todas las pruebas disponibles sugieren, por lo tanto, que los gatos no están involucrados en la propagación de la COVID-19.

Puedes leer: ¿Cómo influye ser conservador o liberal para identificar noticias falsas?

Los investigadores sospechan que las infecciones felinas simplemente representan un «desbordamiento» de la epidemia humana. Por ello, la secuencia del genoma del virus del caso encontrado se encuentra bajo análisis para investigar esta hipótesis.

Estos resultados se equiparan otros estudios realizados en los EE.UU. Ellos muestran que los gatos infectados experimentalmente sólo se infectaron de forma transitoria con coronavirus. Este hecho puede brindar tranquilidad al público propietario de mascotas. Es muy poco probable que los gatos se infecten con coronavirus. Mucho menos que esté involucrado en su propagación.