Los Brunos
Cantineoqueteveo News te lleva toda las noticias del día de una manera objetiva e imparcial informando a la comunidad de Venezolanos en España

Uno de los clanes más famosos del mercado de la droga en la Cañada Real, los Bruno; han cambiado de palo. En lugar de dedicarse a la distribución al  mayor de cocaína y heroína; “Los Brunos” tienen su nuevo negocio ilegal y es el cultivo y venta de marihuana.

Haciendo este su venta principal y fuente importante de ingresos. La Policía Nacional ha acabado con Los Brunos ; y está investigando si sus nuevos compradores eran de la comunidad china para informar y enviarlo a toda Europa.

Los Brunos atrapados por la policía nacional

El clan han sido una parentela ; donde los miembros han sido detenido en múltiples ocasiones tanto por la Policía Nacional como por la Guardia Civil.

Los Brunos se caracterizaban por comerciar sólo con clientes habituales y; conocidos y por no admitir que los toxicómanos consumieran en sus instalaciones.

Este cambio a la marihuana se debe a que la marihuana tiene una menor condena penal en caso de ser culpado. Además, todo el beneficio se queda en la organización, al no tener que comprar la droga a otros grupos, como ocurre con la cocaína ; según fuentes policiales.

Si un kilo de cocaína con alta pureza y recién llegado a España cuesta unos 35.000 euros; se puede adulterar y vender por unos 10.000 o 15.000 euros más. En el caso de la marihuana, el precio es íntegro por cada kilo vendido.

Te puede interesar: Cantineo cuenta la verdadera causa del apagón nacional

Tras varios meses de indagaciones seguidas por la Sección de Estupefacientes de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado de Madrid; hacia Los Brunos, los agentes localizaron ocho puntos de cultivo interior de marihuana; con todo lo necesario para el crecimiento de las plantas como lámparas de calor, filtros de carbono y fertilizantes.

Para “acelerar” la producción y alimentar rápidamente la plantación; Los brunos  habían realizado varios enganches ilegales a la red de fluido eléctrico.

Al frente del cultivo y de Los Brunos estaba Manuel Bruno Jiménez, alias Mané, de 40 años; con veinte detenciones por la Policía y la Guardia Civil e hijo de Manuel Bruno, de 60 años; patriarca de la familia y que suma con esta catorce detenciones. Junto a ellos, la Policía también ha arrestado a sus esposas: Inés, la de Mané, de 39 años; y Antonia, de 54 años y con cinco detenciones anteriores.

Y es que aunque Los Brunos vendían pequeñas cantidades; fuentes de la investigación apuntan a Efe que el clan se había convertido en proveedor de algunas mafias chinas que compraban su mercancía y luego la distribuían por Europa; fundamentalmente en Reino Unido y Holanda.

Fuente:  EFE/Redacción

Lea también: Diplomacia quebrada entre EEUU y Venezuela, retirada!!!